•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de la victoria de la UNAN-Managua 2-1 ante el Real Estelí, dejando en 55 la racha de imbatibilidad de los norteños, el técnico del equipo académico, Daniel García, es consciente de la lucha férrea que se aproxima por obtener el segundo puesto en la tabla de posiciones, comenzando por el duelo ante los Caciques del Diriangén el próximo viernes. Para ello, García considera clave el apoyo de la afición en los siguientes encuentros.

“Creo que la motivación del club fue importante, gran mérito del Real Estelí, que logró mantener la racha de imbatibilidad por mucho tiempo, pero nosotros trabajamos duro para obtener resultados positivos. Lo más bonito de la victoria es que se viene una lucha intensa por la segunda plaza, que tienen en su poder los Caciques, nuestro próximo rival. Que haya un torneo competitivo es gratificante para los aficionados”, señaló García.

Para nadie es un secreto la superioridad en cuanto a material humano del Real Estelí, un equipo que fue configurado para no ser vencido en este torneo; sin embargo, los norteños no pudieron evitar el descalabro ante un contrincante inspirado. “Nosotros estábamos necesitados de esos tres puntos, no podíamos echarnos atrás, teníamos que salir a proponer y afortunadamente se sacó el resultado, el Estelí no tuvo el dominio que acostumbra y lo aprovechamos”, manifestó el estratega.

“Le garantizo a la afición que verán un equipo sacrificado, motivado y con identidad; necesitamos de ella más que nunca para buscar ese boleto a la Liga de Campeones de la Concacaf, le agradecemos a los que se identifican con nosotros, pero ojalá hagan presencia en los estadios”, aseveró el director técnico, quien llegó a su quinto partido dirigiendo a los académicos.