•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El barcelonista Leo Messi ha dedicado su primer gol ante el Sevilla en el Camp Nou a la campaña 'paralosvalientes', dedicada a la lucha contra el cáncer infantil, celebración en la que ha simbolizado que se pintaba la cara con dos rayas como un guerrero para sensibilizar a la sociedad de la causa.

El astro argentino, imagen de la campaña 'paralosvalientes', que busca recaudar fondos para construir en Barcelona el hospital de cáncer infantil más importante de Europa, se ha llevado los dedos al pómulo tras marcar el 2-0 (min.28) y mirando a cámara ha dedicado su gol a la iniciativa.

Te interesa: Denuncias contra evasión fiscal contra Ronaldo



La campaña, que arrancó en febrero, anima a toda la sociedad a hacer lo mismo que Leo Messi y compartir el gesto en las redes sociales para apoyar la construcción del hospital 'Pediatric Cancer Center Barcelona'.

Además del gesto del argentino, antes del partido de Liga ante el Sevilla en el Camp Nou, los jugadores han salido acompañados de niños con la camiseta de la campaña 'paralosvalientes', como muestra de apoyo a la campaña que pretende sensibilizar a la opinión pública de la necesidad del nuevo centro oncológico.

El hospital estará impulsado por el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, la Fundación Messi, la Fundación FCBarcelona y la escuela de negocios IESE.

Tras perderse por sanción el último partido de los azulgranas ante el Granada, y después de la sanción de la FIFA con la selección argentina, Messi ha recuperado la sonrisa en el Camp Nou, que ha dedicado a los niños enfermos de cáncer. 

El Barcelona hurgó en la herida del Sevilla (3-0), que encadena cinco jornadas sin conocer la victoria en LaLiga Santander, y sumó tres puntos importantes en el Camp Nou que le permiten seguir en la lucha por el título.

El equipo azulgrana pasó por encima del cuadro hispalense y dejó el partido visto por sentencia tras el primer tiempo, en el que los locales sacaron a relucir su mejor versión con los tantos de Leo Messi, por partida doble, y Luis Suárez.

Tras la reanudación, el Sevilla gozó de más posesión y de más oportunidades, aunque ni azulgranas ni hispalenses encontraron el camino del gol bajo la lluvia que caía en Barcelona.