•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Chelsea (1º) venció 2-1 en su estadio de Stamford Bridge al Mánchester City (4º) con un doblete del belga Eden Hazard, ayer en la 31ª jornada de la Premier League, y dio un paso clave para lograr el título.

Los Blues, que venían de perder 2-1 ante el Crystal Palace, se recuperaron con un triunfo en un partido de altos vuelos, en el que el argentino Sergio Agüero (26) empató de manera provisional el primer tanto de Hazard (10), que luego hizo el segundo (35).

“Otro paso, un gran paso frente a un gran equipo. Debemos pensar que el Tottenham puede ganar todos sus partidos, nosotros estamos jugando una gran temporada, pero para ganar el título queda un largo camino”, dijo Antonio Conte, entrenador del Chelsea.

Principal perseguidor, el Tottenham (2º) se impuso en la cancha del Swansea (18º) para seguir a 7 puntos del Chelsea, mientras que el Liverpool (3º) solo pudo empatar 2-2 en Anfield ante el Bournemouth (13º).

Caballero paró el penal 

El duelo de la jornada, que se disputó en Stamford Bridge entre Chelsea y City, no defraudó. En la primera mitad los visitantes pusieron la posesión y el juego de pases, mientras que los locales aportaron la verticalidad y el peligro. Con estos ingredientes los Blues se marcharon al vestuario con ventaja de 2-1.

Hazard puso por delante a los locales con un disparo cruzado tras un centro del español César Azpilicueta. Pero el argentino Sergio Agüero empató tras un grave error del arquero belga Thibaut Courtois.

El Chelsea logró el gol del triunfo tras un penal del brasileño Fernandinho al internacional español Pedro. Hazard lanzó y el arquero argentino Willy Caballero le adivinó el lanzamiento, pero su rechace se lo encontró el belga para marcar.

En la segunda parte Hazard tuvo el triplete y la sentencia en sus botas, en una rápida combinación de Pedro y el también español Cesc Fábregas. En una excelente posición el belga remató por encima del larguero.

Por el City el defensa John Stones tuvo el empate en el descuento tras el saque de un córner, pero no fue capaz de rematar entre los tres palos a menos de un metro de la portería.

Creamos suficientes ocasiones para marcar goles. Ese es nuestro problema, en las áreas no somos los suficientemente buenos”, señaló el preparador del City, Pep Guardiola.