•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El temor creciente de ver a Bartolo Colón desplazar a Denis Martínez como el pitcher latino más ganador en las mayores, nos obligó a enfocarnos en su primera apertura del 2017 desde la colina de los Bravos, retando a los Mets de Nueva York, que reúnen en su alineación a José Reyes, Asdrúbal Cabrera, Yoenis Céspedes, Curtis Granderson, Neil Walker y Jay Bruce. ¿Cómo luciría iniciando su temporada 20? era algo más que una intriga de terrible incomodidad. A los 43 años, la señal que nos enviara el dominicano tendría un gran significado, así no se considerara definitiva. 

Hubo un momento en que el todavía joven Jacob deGrom, de 28 años, se quedó mirando con admiración al veterano tirador ganador de 233 juegos. ¡Qué bien se estaba mostrando Colón en su debut con los Bravos! Ese equipo creyó que valía la pena contratarlo sin importar su edad, confiando en lo que podía aportar. Sus temporadas consecutivas de 18, 14 y 15 victorias permitían calificarlo como material útil, y el timonel de Atlanta, Brian Snitker, lo colocó como número dos en la rotación. ¿Por qué no si viene de trabajar más de 190 entradas en cuatro campañas seguidas, incluida una de 202 en el 2014?

PUDO SER EL TRIUNFO 234

DeGrom, uno de los brazos fuertes de los Mets, aunque solo con un registro de 14 victorias en tres temporadas, se encontraba en ventaja por 1-0 consecuencia del jonrón abridor de Jay Bruce en el quinto inning, lanzando para solo dos hits en seis entradas, igual que Bartolo. La diferencia de 15 años entre ellos no era perceptible durante el soberbio duelo de pitcheo que sostuvieron. Cuando salió DeGrom, al mismo tiempo que Colón, los Bravos empataron contra Hansel Robles por doble impulsador de Adonis García en el séptimo, y con el marcador 1-1, el suspenso se hinchó, mientras la posibilidad del triunfo 234 de Bartolo se esfumaba manteniéndolo a 12 de Denis.

Que el juego permaneciera equilibrado 1-1 después de once entradas no tenía importancia para nosotros, sí lo visto de Colón después de 80 lanzamientos cediendo una base y ponchando a seis. ¿Será capaz de volver a realizar 33 y 34 aperturas como lo hizo recientemente en el 2015 y 2016?  Uno sospecha, él cree y los Bravos están seguros que sí lo hará. ¿Y ganar 13? Por supuesto que es factible. El dos veces ganador de 20 juegos, con un premio Cy Young, logró superar esa cifra en cada una de las tres recientes temporadas con los Mets. Así que no hay que perderlo de vista.