•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El nicaragüense Juan Carlos Ramírez lanzó ayer de gran forma al apuntarse la victoria de su equipo. Los Ángeles Angeles, con pizarra de 5-0 ante los Atléticos de Oakland.

JC trabajó durante dos episodios y dos tercios en los que no permitió carreras, le conectaron dos imparables, no otorgó bases por bolas y ponchó a dos rivales.

Esta presentación le permitió mejorar su promedio de carreras limpias permitidas, que pasó de 9.00 a 2.45.

Ramírez fue llamado al montículo en la parte baja de la sexta entrada, cuando el marcador ya estaba 5-0 y en la pizarra había un out.

Al primer bateador que enfrentó, Ryon Healy, lo dominó en elevado inofensivo al shortstop. Luego se metió en complicaciones al recibir sencillo de Khris Davis y doblete de Stephen Vogt, pero salió del apuro ponchando a Trevor Plouffe. 

En la séptima entrada el capitalino lució imponente y dominó a los tres rivales que enfrentó. A Yonder Alonso lo doblegó mediante elevado a las paradas cortas, a Marcus Semien lo obligó a conectar una línea de out al jardín derecho y a Rajai Davis lo hizo abanicar la brisa.

Una entrada más tarde inutilizó a Mark Canha, Jed Lowrie y Ryon Healy, logrando de esta manera retirar en orden a los últimos seis bateadores que enfrentó. 

La presentación de anoche le permitió a Juan Carlos reivindicarse, pues en su primera salida había permitido dos imparables, entre ellos un cuadrangular, y una carrera en un episodio.

En su carrera de tres años en el mejor beisbol del mundo, Ramírez acumula cinco victorias con siete derrotas, dos juegos salvados y 18 partidos sostenidos, forjando una efectividad de 5.05 de por vida.

Todo sobre el Oponing Day