•  |
  •  |
  • END

Venezuela venció este martes a Italia con marcador de 10x1 en partido del Grupo C del II Clásico Mundial de béisbol disputado en la ciudad canadiense de Toronto.

Con el triunfo, Venezuela eliminó a la selección italiana y se enfrentará este miércoles a Estados Unidos para definir los dos primeros lugares de la llave, ya que ambos aseguraron sus boletos para la segunda fase en Miami.

Con cuatro jonrones en el quinto inning, la escuadra venezolana apabulló a la novena europea, que había sorprendido la víspera a Canadá. Éste fue el segundo triunfo de los llaneros frente a Italia, ya que el día inaugural la había blanqueado 7x0.

Vuelacercas de Bobby Abreu, Miguel Cabrera, José López y Ramón Hernández, intercalados con un doblete de Magglio Ordóñez en el fatídico acto para los italianos, fueron decisivos en las aspiraciones de avanzar de Venezuela.

Los bambinazos de Abreu y Cabrera fueron consecutivos, y tras el biangular de Ordóñez, los de López y Hernández también fueron uno detrás del otro.

El triunfo fue para el abridor Enrique González (1-0), quien trabajó tres episodios en blanco con un hit permitido y tres ponches propinados, en tanto que el revés fue a la cuenta del relevista Tiago Da Silva (0-1), que en dos tercios soportó tres imparables y cuatro anotaciones.

Para el partido de Estados Unidos y Venezuela fueron anunciados los lanzadores Ted Lilly y Víctor Zambrano, respectivamente.

El lunes en México, el equipo mexicano recuperó las esperanzas en el Grupo B de la primera ronda del Clásico Mundial de Béisbol al vencer 14x3 a Sudáfrica.

Fue una noche de cuatro cuadrangulares, dos de ellos conectados por Adrián González, quien produjo seis carreras a lo largo del juego.

Por su parte, el conjunto sudafricano exhibió un pitcheo muy débil y terminó eliminado del Clásico.

El manager mexicano, Vinny Castilla, lamentó la pérdida por lesiones de dos figuras en su elenco como Alfredo Amezaga y Eribiel Durazo, cuyas ausencias se sentirán por la fuerza al bate de ambos.

Manifestó que hay que olvidarse del primer revés en el debut ante Australia -que les ganó con amplia ventaja de 17-7- y concentrarse para el juego de esta noche. Esas son cosas que siempre ocurren en el béisbol. “Lo bueno que les puedo decir es que tenemos oportunidad de avanzar y vamos por ese objetivo. Debemos ganar y esperar el siguiente partido final, dijo el mentor, sin mencionar cuál espera que sea el próximo rival entre Cuba y Australia, que anoche definen el invicto en el Grupo B en esta capital.