•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los nicaragüenses Cheslor Cuthbert (Kansas City) y Erasmo Ramírez (Tamapa Bay) tuvieron una noche brillante sobre el terreno de juego, aportando un granito de arena en los triunfos de sus respectivas novenas, ayer en el beisbol de las Grandes Ligas.

La mejor manera de reclamar un puesto titular, es aprovechar las oportunidades, disparar hits, y mostrar solvencia defensiva dentro del cuadro. Cheslor Cuthbert tuvo este sábado su segunda aparición como titular este año con los Reales, disparando su primer cuadrangular del año, nada más y nada menos que contra el zurdo estelar de los Astros de Houston, Dallas Keuchel, ganador del premio Cy Young en el 2015.

Ganó Kansas 7-2 a los Astros con un operativo frenético de 6 carreras en el octavo episodio, que incluyó jonrones de Eric Hosmer y Salvador Pérez, después de estar limitados a solo dos imparables en siete entradas. Como alegra ver a Cheslor haciendo un fuerte llamado de atención a la dirigencia del equipo para que no se olviden que sigue siendo el mismo bateador peligroso del 2016, capaz de botarle la pelota a cualquier pistolero. El nica salió a cubrir la tercera base y estuvo de quinto en el orden ofensivo, yéndose de 4-2, con un imparable, un cuadrangular, una anotada y una impulsada, dejando su promedio en .333.

GANA

También tuvo acción el derecho rivense Erasmo Ramírez, quien se agenció su primera victoria del año. Como suele ser costumbre en Tampa Bay, Erasmo subió al montículo en una situación sumamente incomoda, con el marcador 2-2 en el décimo episodio, con solamente un out y un hombre en segunda heredado por el relevista anterior, Xavier Cedeño. Pero el nica supo resolver la situación, dominó a Kevin Pillar con rola por la segunda base y a Devon Travis con un elevado al central.

Te puede interesar: Nicas en las Menores se proyectan

El show de dominio de Erasmo continuó en el décimo primer inning, anulando a la tanda más poderosa de Toronto: Josh Donaldson, José Bautista y Kendry Morales, los últimos dos por la vía del ponche, en un alarde de ejecución perfecta de sus pitcheos. En el cierre de la entrada, una base por bolas a Brad Miller con las bases llenas, le puso fin al partido, triunfando Tampa 3-2.

Erasmo lanzó  ayer 1.2 innings sin hits ni carreras contra Toronto, manteniendo una inmaculada efectividad de 0.00. En su primera labor de relevista, tiró 2 episodios de solamente un hit, en total suma 3.2 entrada sin aceptar anotaciones, con un triunfo, un juego sostenido y tres ponches propinados.