•  |
  •  |
  • AFP

Un grito de alegría estremeció la madrugada a la Habana cuando Yosvany Peraza conectó un jonrón que le dio la ventaja a Cuba 5 a 4 frente a Australia en el Clásico Mundial de Béisbol, con lo que aseguró el pase a la segunda ronda, ampliamente celebrado hoy por la prensa. Frente a sus televisores, los cubanos vivieron las emociones y angustias del partido, cuyo resultado mereció titulares como "Cuba a San Diego, por jonrón de Peraza" y "Con ojeras, pero felices los cubanos".

"El equipo cubano (...) sacó otra vez su garra y clasificó para la segunda ronda, al vencer reñidamente a los australianos, 5x4", señaló el diario oficial Granma, al subrayar que "las cosas se pusieron muy difíciles", pero "¡llegaron el jonrón soñado de Yosvany Peraza, como emergente, y un muy buen relevo en el tramo final de Ismel Jiménez!". "El Gordo Peraza puso a brincar de alegría a todo un pueblo", añadió el rotativo en portada, ilustrada con una foto de Peraza celebrando su batazo clave.

La agencia cubana Prensa Latina definió el sentir de los aficionados al subrayar que "con ojeras visibles por una madrugada intensa, los cubanos viven este miércoles con mucha felicidad la actuación de su equipo, luego de imponerse espectacularmente a Australia viniendo de atrás".

Para el diario digital Jit, los héroes del triunfo fueron Peraza, con su "batazo de oro" y el lanzador debutante Ismel Jiménez (22 años), quien con vergüenza y coraje se creció como un general de mil batallas luego de los fracasos de Norberto González y Pedro Luis Lazo". "Se graduó de grande Ismel Jiménez", resaltó la televisión local, al tiempo que al hablar sobre Peraza consideró que "no se puede renunciar (en la alineación) a un hombre que de un golpe cambia la decoración del juego".

Granma señaló que "Cuba respondió a su condición de favorito, una etiqueta que le ha pesado a más de uno en este aún joven Clásico", en alusión al prematuro adiós de República Dominicana, uno de los "trabucos del torneo", pero incapaz de descifrar el pitcheo de Holanda.

Con el boleto para la segunda ronda en el bolsillo, Cuba espera ahora por el ganador de este miércoles entre México y Australia, para definir el jueves el primer lugar del Grupo B.