• |
  • |
  • END

“San Fernando y su economía de cristal”, es el tema de la gran trama que se ha generado en la Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional. Se trata de una historia llena de promesas sin cumplir, de desesperación, de carreras por todos lados, y el temor que se desata cuando cerca está una posibilidad de “intervenir” el equipo.

El más reciente capítulo nos mostró cómo los directivos, más habilidosos que nunca, lograron escapar al desastre, justo cuando el team estaba al borde del abismo. Nuevamente la promesa de pago hizo morder el anzuelo de los peloteros, y más de 72 horas después ésta se mantiene en el limbo.

Aún no le pagan a los extranjeros. Ayer a las 10 de la mañana culminó el plazo de espera tras el acuerdo que peloteros foráneos y directiva habían realizado el pasado sábado por la noche. Ahora la incertidumbre en el club se incrementa y la trama continúa.

La Liga estuvo a punto de “intervenir” al San Fernando el pasado fin de semana por incumplimiento de pago a los extranjeros, pero un arreglo a última hora, en que la directiva se comprometía a pagarle a ellos ayer por la mañana, impidió que se realizara lo que estaba estipulado.

“Aquella vez no pudimos hacerlo porque respetamos el acuerdo a lo interno que había en el equipo. Pero si la situación continúa, no habrá otra manera que aplicar la intervención del conjunto”, dijo ayer el presidente de la Liga, Edwin Cordero.

“Pero no me quiero adelantar a los hechos. La Liga actuará con mucha prudencia y delicadeza en esta situación. Y aseguro que haremos lo mejor para este deporte y sus aficionados”, añadió.

Ayer por la tarde, peloteros de las Fieras molestos por la situación, amenazaban con no seguir jugando para el equipo hoy, en que deben viajar a Chinandega. La mayoría prefirió el anonimato, pero la situación era más que estresante en el club.

El vicepresidente del equipo, Aníbal Zúniga, hasta ayer por la tarde aseguraba que el problema sería resuelto. No escondía que la situación era incómoda, pero tenía la fe en que todo se calmaría.

“Sólo pedimos un poco de paciencia. Estamos a punto de alcanzar un buen acuerdo con una casa patrocinadora. Es cuestión de unas cuantas horas más, pero como dije, sólo requerimos de un poco más de paciencia”, añadió.

El manager de las Fieras, Omar Cisneros, no da la cara para nada. Sabe de la presión que están ejerciendo los extranjeros por su plata. Prefiere estar alejado de todo ello, y suele ser grave por lo que él ha representado para este equipo.

Hoy debe llegar a su final esta trama que por mucho tiempo ha estado ligeramente molestando la bienandanza de la Liga. Esperamos que la decisión que se tome sea la mejor y que todo tenga un buen final.