•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras acabar la temporada anterior mostrándose como un lanzador que ha encontrado el rumbo cierto hacia su establecimiento en el mejor beisbol del mundo, los Angelinos de Los Ángeles le dijeron a Juan Carlos Ramírez que entrenara para en el 2017 probarse como abridor. Fue por ello que a los entrenamientos primaverales el muchacho de

Managua llegó con el reto de ganarse un espacio en el cuerpo de abridores, pero sus actuaciones, que no fueron grandiosas ni mediocres, no bastaron para ganarse un puesto en la rotación de los Angelinos, por lo que fue enviado al bullpen, sin descartar de forma definitiva la posibilidad de ser un abridor ocasional.

Apegado a esa promesa, Ramírez inició la temporada con un nivel tan alto que ya suma dos triunfos y ninguna derrota, logrando que las miradas se mantengan puestas sobre él. Fue tomando en cuenta este gran arranque del nicaragüense, y aprovechando la lesión del abridor Garret Richards, que los Angelinos decidieron cumplir su juramento, anunciando que este viernes, cuando inicien serie contra los Reales de Kansas City, su abridor será Juan Carlos.

Oportunidad clave

Desde el 23 de junio del 2013, cuando debutó en Las Mayores, JC ha sido siempre un relevista con deseos de ser el encargado de abrir un juego en el “Big Show”, pero hasta ahora las puertas de la rotación se le habían cerrado en los Filis de Filadelfia, los Cascabeles de Arizona, los Marineros de Seattle, los Rojos de Cincinnati y los Angelinos, que en este 2017 han creído en su potencial y han decidido darle la tan esperada oportunidad. La última vez que Juan Carlos apareció como abridor de un juego fue en el 2011, año en el que realizó 26 aperturas, logrando un balance de 11 victorias y 13 derrotas, en la categoría Doble A de los Phillies. Desde entonces fue asignado al rol de relevista.

Su apertura del viernes, Ramírez debe considerarla una oportunidad clave para demostrar que cuenta con los recursos para ser un abridor de duelos. Con un mayor nivel de madurez y experiencia, además de un amplio repertorio de lanzamientos, Juan Carlos podría mostrarse eficiente en su próxima misión ante los Reales.  

Antecedentes

En los entrenamientos primaverales de este 2017, el meteórico lanzador nicaragüense participó en ocho juegos, cuatro de ellos como carabinero principal. En total registró un balance de cero victorias y una derrota con efectividad de 5.48. De sus aperturas puede concluirse que en los primeros tres episodios se mostraba dominante, pero luego su nivel disminuía, es por ello que muchos conocedores de la materia lo ven estableciéndose como un relevista, específicamente como cerrador. Sin embargo, él debe emplearse en aprovechar cada oportunidad que le presenten, como esta que han decidido darle los Angelinos.

Entre las cuatro aperturas que realizó Ramírez en el Spring Training está una contra los Reales el 26 de marzo y no le fue nada bien. En 4.2 innings permitió ocho imparables, entre ellos dos cuadrangulares y cinco carreras limpias. Esta labor de Ramírez se recuerda por el golpe que le propinó con un lanzamiento a Cuthbert, con quien podría volver a verse las caras el viernes, cuando suba a la loma por primera vez como abridor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus