• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Con el Clásico en la vuelta de la esquina, intranquilo el Real Madrid en la Liga por lo complicado que se le hace prevalecer, y terriblemente preocupado el Barcelona otra vez en serios aprietos, después de sus angustiosos triunfos por 3-2 registrados el sábado. Dos estocadas de Isco y dos de Messi, evitaron tropezones de blancos y azulgranas frente al Sporting de Gijón y la Real Sociedad en la jornada 32 de 38 en el futbol español, aunque el Madrid con un juego menos. El segundo gol de Isco en el minuto 90, apretando el gatillo de su botín derecho fuera del área, un balazo rasante junto al poste izquierdo, rescató dos puntos que el Gijón, un equipo que se tambalea en la zona roja del descenso, estaba arrebatándole a la tropa de Zidane, en tanto, los dos goles de Messi, el primero un taponazo zurdo erizapelos y el otro, casual, casi sin percatarse, sellaron la urgente victoria del Barcelona.Isco comandó el triunfo del Madrid ante el Sporting.

ZIDANE RECURRE AL BANCO

Sin subestimar al rival, pese a necesitar de una lupa para encontrarlo entre los últimos de la tabla de posiciones, el “General” Zidane decidió prudentemente hacer descansar a su trío de matadores, Cristiano, Benzema y Bale, utilizando piezas valiosas de su banco para la misión de agregar tres puntos y volvió a comprobar la incidencia de Isco, quién, peleando por ser titular frente al Bayern el martes, ofreció una demostración fina y contundente de lo que puede aportar, sobre todo si Bale no es diagnosticado físicamente apto. Como casi siempre, el Madrid demuestra ser más que cualquier rival, pero las dificultades resultan inevitables. Gol de Cop en el minuto 13 golpeando una pelota bombeada alteró los nervios de la maquinaria blanca, pero Isco equilibró la pizarra con una brillante maniobra zigzagueando entre tres rivales en el área, y rematando con zurda. Mikel Vega adelantó peligrosamente al Gijón en el minuto 49 y Morata niveló 2-2 en el 58. Fue necesario esperar los últimos instantes para la aparición del incansable Isco, resolviendo con majestuosidad.

COMO SIEMPRE SUFRE EL BARSA

El ejército del aturdido Luis Enrique, enfrentando a un equipo que pretende clasificar para el torneo de la UEFA como es la Real Sociedad, se colocó adelante 2-0 con goles de Messi, pero el autogol de Umtiti, desviando involuntariamente un balón golpeado por Iñigo Martínez, estrechó la diferencia. En un vertiginoso cierre del primer tiempo, Messi hizo un trazado apropiado para la entrada por la izquierda, remate y fusilamiento de arquero por parte de Paco Alcácer para el 3-1. El gol en tiempo de reposición logrado por Xabi Prieto al encontrar abiertas las puertas traseras del Barsa, aproximó 3-2 al Real Sociedad. Una primera etapa de cinco goles, fue excitante. Raramente, la intensidad en busca de sacudir redes, decreció en el segundo tiempo, con Messi malogrando una gran posibilidad de clarificar en la frontera del área pequeña. Finalmente, las cifras no se movieron, y el Barsa, sufriendo, triunfó 3-2.