• Barcelona, España |
  • |
  • |
  • EFE

El Barcelona y el Real Madrid salieron con los tres puntos en el bolsillo de la trigésima quinta jornada para prolongar el pulso por el título de LaLiga Santander de la que se ha despedido, oficialmente, el Granada, descendido tras su derrota en Anoeta contra la Real Sociedad.

En puertas de una nueva cita europea, las semifinales con Madrid como escenario estelar en la Liga de Campeones, el Atlético se dio un baño de autoestima en el Gran Canaria, ante el Las Palmas.

Goleó con comodidad para dar, además, un paso al frente en la puja por la tercera plaza que mantiene con el Sevilla.

El conjunto azulgrana prolongó la inercia victoriosa que le generó el triunfo en el estadio Santiago Bernabeu.

Logró el éxito en el clásico y este domingo en el derbi barcelonés contra el Espanyol en Cornellá.

Entre ambas, la goleada al Osasuna. Nueve puntos en una semana para disparar sus esperanzas de gloria en el torneo.

En el derbi, el Barcelona sacó adelante un encuentro complicado al principio que cerró con goleada (0-3). Un error defensivo de bulto fue aprovechado por Luis Suárez para echar por tierra toda el armazón defensivo del Espanyol y mantener al conjunto de Luis Enrique en la cima de la clasificación.

La estrella del Real Madrid, Cristiano Ronaldo. EFE/ENDEl cuadro azulgrana salió airoso de la presión a la que le sometió el Real Madrid, que horas antes sumó sus tres puntos.

Ganó uno de los encuentros más complicados de lo que resta de su calendario. Tres partidos por delante. Cuatro para el Real Madrid.

Suárez, que llevaba cinco partidos sin marcar, ejecutó con un doblete a su vecino. El croata Ivan Rakitic prolongó su racha anotadora. Marcó ante el Real Madrid y también frente al Espanyol. El Barcelona sigue firme.

El Real Madrid jugó con fuego ante el Valencia, Firmó un duelo espeso. Sin puntería en las acciones finales y que desatascó Marcelo con un gol a cinco minutos del final.

El tanto del brasileño dio luz a la penumbra que asomaba por el estadio Santiago Bernabeu desde que que Dani Parejo, en el 80, puso el empate en el marcador.

No tiene margen de error el Real Madrid si quiere depender de sí mismo para lograr el título. Ha dejado atrás un compromiso peligroso. En puertas de la cita de semifinales de la Liga de Campeones ante el Atlético Madrid.

El conjunto de Zinedine Zidane, que puso sobre el césped al once teóricamente titular más el colombiano James Rodríguez en el puesto del lesionado Gareth Bale, dominó sin precisión en los metros finales.

Cristiano Ronaldo adelantó al Real Madrid. Y pudo darle tranquilidad después con un lanzamiento de penalti que le detuvo el brasileño Diego Alves. El sudamericano es la pesadilla del luso desde los once metros. Le ha parado tres de los cuatro que le ha lanzado.