•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El imprevisible Tyson Fury aseguró ayer en una entrevista al canal Sky Sports que podría derrotar a Anthony Joshua, que el pasado sábado venció al ucraniano Wladimir Klitschko, incluso “con un brazo atado a la espalda”.

“Estoy seguro que podría ganar a A. J. (iniciales de Anthony Joshua) con un brazo atado a la espalda”, declaró el boxeador británico desde su lugar de entrenamiento en Marbella, en el sur de España. Tras la sensacional victoria contra Klitschko en Wembley, Joshua desafió a su compatriota a un futuro combate gritando con el micrófono en la mano desde el mismo ring: “Tyson Fury, ¿estás listo?”

Fury enseguida recogió el guante y prometió “dar al mundo el mayor combate de los últimos 500 años”. Interrogado sobre la pelea del sábado, Fury aseguró que Joshua demostró “que puede caer y levantarse”. “Es lo que hacen los campeones”, declaró.

Fury no ha vuelto a pelear desde que derrotó a Klitschko en noviembre de 2015. Antes de volver al cuadrilátero, no obstante, el púgil británico deberá recuperar su licencia, retirada provisionalmente en octubre pasado por consumo de cocaína.