•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La temporada 2016-17 del Juventus FC acabó antes de lo que esa institución había contemplado. El empate 1-1 contra la UNAN–Managua el pasado fin de semana lo dejó a un punto de acceder a semifinales del torneo de Clausura de la Liga Primera, relegado al quinto puesto con 31 puntos. De esa forma, se desvaneció el ambicioso sueño de los “Pibes” de luchar por el título y avanzar a Liga de Campeones de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf).

Pese a ello, el director técnico juventino, Javier Londoño, considera que fue una campaña destacable para el club al que dirige, asumiendo que, tras mantenerse durante las primeras cinco jornadas del torneo en la primera posición y no haber descendido más allá de la quinta plaza, demostraron consistencia y buen nivel competitivo respecto a los equipos que ocuparon los puestos del uno al cuatro. Sin embargo, es consciente de que hay muchas cosas por mejorar. 

“Desde la parte deportiva me parece que ha sido una buena temporada, a pesar de las mil adversidades que tuvimos. Atravesamos por situaciones que no cualquier equipo soportaría y aún así le hicimos frente al torneo. La falta de logística y de apoyo económico fue clave”, manifestó Londoño, cuyo contrato como técnico del Juventus finaliza el próximo 30 de mayo.

INTERROGANTE

“Aún no hay acercamiento de la directiva, no hemos discutido nada respecto al equipo ni de mi contrato. No sé qué pasará conmigo, si quieren que continúe pues encantado seguiré, este es un proyecto que me interesa”, aseveró el timonel. Asimismo, Londoño destacó la evolución futbolística y mental que han experimentado muchos de sus jugadores y con los que espera, en caso de renovar, conseguir el ansiado título la próxima temporada.

“La experiencia no se improvisa y en este equipo hay muchos jóvenes. No obstante, todos han crecido, se preocuparon por mejorar deportivamente y lo consiguieron. Marlon Medina, por ejemplo, fue un referente, aportando madurez y seguro con él a la cabeza podríamos hacer andar este proyecto”, remarcó Londoño, quien al frente del Juventus suma 14 triunfos, 13 derrotas y nueve empates, con 68 goles a favor y 47 en contra (desde que se hizo cargo del club en junio del 2016).

Aunque la liga permite que los equipos inscriban a cinco futbolistas extranjeros, Juventus contó en el Clausura con tres: Debray Blanco, Juan Uribe y Juan Ospina, lo cual, según el técnico Londoño, le negó al club la posibilidad de pelear con más paridad en partidos de máxima exigencia. “Además de que nos faltó inscribir a otros dos foráneos, las lesiones nos mermaron y hubo poco recambio. Se conjugaron varios factores y eso incidió bastante para que nuestra temporada acabara pronto”, dijo Londoño.