•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La última conferencia de prensa previa al combate entre Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Julio César Chávez Jr. dejó sensaciones de una animadversión mutua, atizada principalmente por el deseo de ambos contendientes de convertirse en el rostro más representativo del boxeo mexicano.

“Julio (Chávez Jr.) habla mucho pero todo al final se decidirá en el ring. Yo respeto mucho a Chávez (padre), creo que es el mejor boxeador en la historia de México, pero su hijo no ha hecho nada para representar bien a nuestro país”, dijo Álvarez a la AFP.

‘Canelo’ Álvarez y Chávez Junior se medirán este sábado en la Arena de Las Vegas en una pelea de los pesos supermedianos que aunque no tiene títulos en juego, está considerada como la más importante del boxeo latinoamericano para 2017.

Para Chávez Jr. ya es momento de dejar los señalamientos mutuos para concentrarse en la pelea, que calificaron como “guerra civil”, tomando en cuenta la división que ha provocado entre la afición mexicana.

“Ahora es poco lo que se puede decir. Me he preparado como nunca en mi carrera para enfrentar esta pelea. Estoy listo para ganar. Solo falta ponernos los guantes y subir al ring”, declaró el hijo de la leyenda mexicana Julio César Chávez.

Confianza total

Chávez Jr. dijo confiar en el trabajo realizado en su campamento a las órdenes del veterano entrenador Ignacio ‘Nacho’ Beristáin. “El ‘Canelo’ es un peleador al que todo mundo quiere ganarle y nosotros no somos la excepción. El boxeo es un deporte en el que todo puede pasar”, opinó Beristáin.

Luego de construir una historia de antagonismo en los últimos años, ambos peleadores se ven las caras en un evento que podría superar el millón de ventas por PPV. “Esta es una pelea histórica. Saúl es el mejor peleador del momento y Chávez Jr. viene en la mejor forma de su carrera gracias al trabajo de su padre y de ‘Nacho’ Beristáin. Es una pelea muy pareja, que debe quedar en la historia del deporte”, sostuvo Óscar de la Hoya, el promotor del combate.

Los dos están apoyados por dos figuras que también vivieron el antagonismo en su época de profesionales. ‘Canelo’ Álvarez es manejado por la empresa Golden Boy Promotions de Óscar de la Hoya y Julio César Chávez Jr. ha vivido bajo la sombra de su padre, considerado el mejor pugilista en la historia de su país.

De hecho, un tema que ha sido recurrente entre estos dos peleadores es la presunta negativa de Álvarez a pelear con Gennady Golovkin. “Es mentira que yo no haya querido pelear con GGG. Yo peleo con cualquiera, pero simplemente, las condiciones no se han dado. Mi rival es Chávez Jr. y es lo que tiene enfocada mi mente. Mi meta es darle a la gente una pelea que todo mundo recuerde”, agregó Álvarez.

Chávez Jr., por su parte, retorna luego de una convincente victoria sobre el alemán Dominik Britsch, que lo puso nuevamente en el mapa del boxeo mundial. Otro tema que también está presente en el ambiente es la pelea del fin de semana entre los hermanos de los dos boxeadores en Chihuahua, donde Omar Chávez derrotó por KO a Ramón ‘Inocente’ Álvarez, en lo que se denominó una Guerra de Apellidos.

“El boxeo es un deporte muy impredecible. Siempre hay que llegar enfocado, porque un descuido te puede pasar factura. Lo importante aquí es la preparación, porque cualquier cosa puede pasar en el ring”, sostuvo Julio César Chávez, quien en una semana verá en acción al mayor de sus dos hijos.

“La Leyenda” advierte peligrosidad del Jr.

EFE • El excampeón mundial mexicano Julio César Chávez, quien ha vigilado de cerca la preparación de su hijo del mismo nombre, anticipó ayer que la pelea de este sábado ante Saúl “Canelo” Álvarez será difícil pero no imposible de ganar para su heredero. Chávez padre apuesta a que su hijo saldrá victorioso.

“Estoy satisfecho con la preparación de Julio, sabemos que es una pelea difícil y dura, pero no imposible de ganar porque arriba del cuadrilátero se gana y se pierde, pero cuando se lleva una mentalidad triunfadora las cosas pueden suceder de manera positiva”, dijo Chávez en conferencia de prensa en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos).

Chávez Jr. y Álvarez se enfrentarán en la Arena T-Mobile de esta ciudad, en un combate pactado para las 164.5 libras en el que no está en juego ningún título mundial.

Sin embargo, será uno de los eventos principales de los festejos del 5 de mayo, una fecha tradicional de México y que celebran más los nacidos en este país que residen en territorio estadounidense.

El ganador será declarado como el mejor boxeador de México y obtendrá un cinturón hecho especialmente para la ocasión por un artista de ese país.

Del combate también habló Chávez Jr., quien remarcó las palabras de su padre. “Vengo a ganar, no solamente a pelear y no hay más que decir, estoy listo para ofrecer una gran pelea y para vencer”, espetó.

Beristáin confíado

El experimentado manejador Ignacio “Nacho” Beristáin, quien ha tenido a más de 25 campeones mundiales, explicó que cumplieron ocho semanas de entrenamiento en un campamento en los 3,400 metros de altitud en el Estado de México.

“La preparación nos dio la ilusión de aspirar a la victoria contra un peleador de gran calidad como lo es ‘Canelo’, que todo el mundo quisiera pelear con él y ganarle y nosotros no somos la excepción”, dijo Beristáin.

“Canelo” señaló que ya hizo su trabajo y espera que el público disfrute de una gran pelea. “De mi parte pondré todo para que el combate quede en la historia del boxeo mexicano, estoy listo”. El promotor de la pelea, el excampeón mundial Óscar de la Hoya, calificó el enfrentamiento como “una guerra civil” y advirtió que el ganador “será declarado como el mejor boxeador de México”.

Mientras Chávez Jr. acumula en su palmarés 50 victorias (32 por nocaut), 2 derrotas y un empate, “Canelo” Álvarez ostenta una marca de 48 triunfos (34 antes del límite), una derrota y un empate.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus