•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el segundo día de entrenamiento en el gimnasio Róger Deshón, después de 45 días de descanso, Román “Chocolatito” González fue acompañado por su pequeño hijo Román Jr., a quien de cariño le llaman Romancito. 

A diferencia de otras ocasiones, ayer el niño de 5 años, salió del colegio a mediodía y llegó con su papá al gimnasio Róger Deshón, en San Judas. Mientras Román realizaba su rutina de sombra, salto de cuerda, y un poco de circuito de piernas. Romancito, con sus guantes puestos, hizo lo propio, le pegó a la pera y le mostró a su padre que va por buen camino aprendiendo a usar la cuerda. ¡Eso, eso!, le gritó su papá efusivamente, reconociéndole al muchachito el esfuerzo.

1 hora duró el entrenamiento de Román “Chocolatito” González este jueves.

 

Al gimnasio llegaron unos niños estudiantes a saludar al tetracampeón. González los atendió con su amabilidad característica, se tomó fotos con ellos, los abrazó y les agradeció el cariño y apoyo que le brindan. El tetracampeón asegura que ese respaldo le satisface y lo insta a seguir siendo un ejemplo. 

Le apoyaría

Al ser cuestionado sobre si en el futuro le gustaría que Romancito fuese boxeador profesional, González dice que no, pero si este opta por seguir su legado tendrá todo su respaldo, sin dejar a un lado los estudios.  “Me siento contento de ver a mi hijo en el gimnasio, le encanta el boxeo desde muy chiquito, se levantaba conmigo en la mañana cuando corría. Todavía no sabe lo que significa este mundo, dejar a la familia, los sacrificios en los campamentos, pero si a él le apasiona esto, lo voy a apoyar, que le eche muchas ganas”, comentó el tetracampeón. 

“Para ser sincero, Dios me ha dado la sabiduría para guardar mi dinero, un trabajo para darles a mis hijos (sostenerlos). No quiero que mi hijo (Romancito) sea boxeador porque es algo difícil, pero si a él le encanta lo apoyaré. Su mamá (Raquel Doña) lo está poniendo a estudiar, que es lo principal, después veremos qué pasa. Cuando salgo del país siempre nos estamos comunicando. (Durante la semana previa al combate en Nueva York contra Srisaket Sor Rungvisai) en un video él me mandó a decir: ¡Vamos papá!, eso es algo que me emociona. Mis hijos son mi vida, los niños son una alegría, ellos siempre me están apoyando”, agregó.

Román todavía no tiene fecha exacta de viaje a Japón, donde se reunirá con su promotor Akihiko Honda, pero este podría darse en las próximas dos semanas. Hoy entrenará a las 10:00 a.m., descansará mañana, y el lunes regresará al gimnasio.