• |
  • |
  • Edición Impresa

El equipo B del Real Madrid, que volvió a salir con los tres puntos de una cita liguera, y la terna que forman Leo Messi, Neymar y Luis Suárez, la MSN, artífice del triunfo del Barcelona ante el Villarreal, prolongaron una jornada más el pulso enconado que blancos y azulgranas mantienen por el título de LaLiga Santander.

Con dos jornadas por delante, tres para el Real Madrid que debe visitar al Celta por un partido aplazado, la situación sigue igual. Empatados a puntos en la cima, con el Barcelona por delante por la diferencia de goles y el conjunto de Zinedine Zidane con el privilegio de depender de sí mismo.

El Real Madrid goleó en Los Cármenes a un lánguido Granada (0-4), resignado a su suerte. El Barcelona también endosó un puñado de goles (4-1) al Villarreal, que visitó el Camp Nou con la cuestión europea aún por cerrar.

Sigue Zidane con sus cambios radicales. Con la división de fuerzas para dosificar a su plantel. Unos para la Liga y otros para Europa. Repitió ante el Granada, un rival entregado, y que apenas resistió.

El Real Madrid se deshizo de la presunta presión del Barcelona, que había ganado antes al Villarreal, en tres minutos. Lo que tardó James Rodríguez en marcar el primer gol. También hizo el segundo, en el 10. Morata asumió el protagonismo goleador después. Hizo los otros dos, que sentenciaron el choque ya en la primera mitad. Sobró la segunda, innecesaria, y que pudo ampliar notablemente el registro blanco, sin puntería.

84 puntos suman Barcelona y Real Madrid, líder y colíder de la Liga de España, a falta de dos jornadas para que finalice el torneo.

Tres finales le restan al Real Madrid. Aún por recibir al Sevilla y con las visitas después a Vigo y a Málaga.

Aprietan el acelerador

El Barcelona sacó adelante su, probablemente, compromiso más exigente en lo que le resta de calendario, la visita del Villarreal. El conjunto de Fran Escribá, con el pasaporte para Europa aún pendiente, fue incapaz de arañar botín alguno del recinto azulgrana, sostenido otra vez en el talento de su tridente de ataque.

Messi, Neymar y Suárez mantienen firme su sueño de reeditar el título. Fue una nueva exhibición del tridente ofensivo, que se repartió los goles y en el que este sábado brilló especialmente el brasileño.

Fue él el que abrió el marcador en el minuto 21 aunque Bakambu empató para los visitantes a la media hora. Fueron momentos equilibrados con opciones para los dos hasta que, en el tiempo añadido, Messi aclaró el panorama y la situación. Tras el descanso la autoridad del campeón fue evidente.

Luis Suárez acabó con las esperanzas amarillas al anotar el tercero. Un penalti en el 82 transformado por Messi selló un compromiso apurado para presionar al Real Madrid.

Previamente, el Atlético Madrid dejó prácticamente amarrada la tercera plaza, pendiente solo de un punto. El equipo rojiblanco no desperdició el nuevo traspiés del Sevilla, que empató el viernes en el Sánchez Pizjuán ante la Real Sociedad (1-1), en la apertura de la trigésima sexta jornada. El mexicano Carlos Vela, a la hora de juego, respondió al tanto inicial de Pablo Sarabia para dar un punto al equipo donostiarra y frustrar al equipo de Jorge Sampaoli.