• |
  • |
  • Edición Impresa

La tenista canadiense Eugenie Bouchard ganó este lunes a la rusa Maria Sharapova por 7-5, 2-6 y 6-4, clasificándose para los octavos de final del torneo WTA de Madrid, donde se medirá a la alemana Angelique Kerber.

La tensión del partido, de 2 horas y 51 minutos, respondió a las expectativas que había levantado después que Bouchard calificara de “tramposa” a Sharapova, que acaba de volver a las pistas tras cumplir 15 meses de sanción por dopaje.

Las jugadoras apenas se dieron un frío apretón de manos cuando finalizó el encuentro, que pudo haber caído de cualquier lado. En un primer set igualado, Sharapova se vio penalizada por sus dobles faltas, hasta seis, y los errores no forzados. Con 5-5 en el marcador, Bouchard rompió el saque de la rusa para ponerse por delante y llevarse el set con su servicio. Sharapova se llevó la segunda manga con algo más de tranquilidad ganando cuatro juegos consecutivos para poner el 6-2 en el marcador.

En el último set, con 4-4 en el marcador, Bouchard volvió a romper el saque a la rusa para tomar ventaja y cerrar el partido en el siguiente juego con su servicio.

Bouchard se enfrentará en la siguiente ronda a la alemana Angelique Kerber que ganó 6-2, 1-6 y 7-5 este lunes a la checa Katerina Siniakova.

Kerber, que con esta victoria se asegura recuperar la próxima semana la punta de la clasificación mundial, se empleó a fondo durante dos horas y acabó imponiendo su mayor fortaleza mental para eliminar a Siniakova.

Nervios de acero

La germana se impuso con autoridad en el primer set en media hora, pero en el segundo tuvo que salvar seis bolas de break para ganar su único juego. En la tercera manga, la alemana estuvo al borde de la derrota cuando con 5-4 en el marcador, Siniakova sacó para ganar el partido.

Kerber aguantó la presión y logró romper el servicio de la checa para imponer la igualada 5-5. “En ese momento no pensaba mucho en el marcador, sino en que sabía que podía levantar este tipo de partidos”, dijo la tenista alemana. La germana se llevó entonces otros dos juegos consecutivos para poner el definitivo 7-5.

Antes, la número tres del mundo, la checa Karolina Pliskova quedó apeada del torneo madrileño al caer por un doble 6-3 ante la letona Anastasija Sevastova.

“Toda derrota es frustrante, pero tengo que seguir adelante”, dijo Pliskova tras el partido. Pliskova, que cayó en 1 hora y 18 minutos, sigue así con sus problemas en tierra batida tras caer en cuartos de final en Stuttgart y en primera vuelta la semana pasada en Praga ante la 99ª del mundo, Camila Giorgi.

Sevastova se medirá ahora en la siguiente ronda a la española Lara Arruabarrena.