• |
  • |
  • Edición Impresa

Boca Juniors, el puntero del campeonato de primera división del futbol argentino, condenó ayer los insultos racistas que sufrió el lateral colombiano Frank Fabra el sábado pasado, durante el partido con Estudiantes de La Plata.

El club auriazul anunció en su página web oficial que “repudia enfáticamente las agresiones verbales y los actos de discriminación sufridas por el jugador del club, Frank Fabra, en la última fecha del Torneo de Primera División, disputado el sábado pasado ante Estudiantes, en el Estadio Único de La Plata”, al sur de Buenos Aires.

La entidad ‘xeneize’ elevó una queja de manera oficial ante la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y reclamó “la intención de que los referís tengan instrucciones más precisas sobre cómo actuar ante estas situaciones que resultan inadmisibles”.

“Los jugadores de Boca alertaron al árbitro del encuentro, Silvio Trucco, al momento que sucedían las agresiones e incluso le señalaron desde qué sector del público local manifestaban los insultos xenófobos. Sin embargo, el partido continuó”, dijo la entidad boquense.

Fabra no realizó declaraciones. Se retiró con tristeza del estadio ciudad de La Plata, donde hinchas de Estudiantes lo insultaron por su color de piel. Por tal razón, Fernando Gago, capitán de Boca, discutió con el árbitro, quien le habría expresado que solo se puede detener el partido cuando los insultos se expresan en cánticos generalizados y no de manera individual.