• |
  • |
  • Edición Impresa

El Chelsea, liderado por sus jugadores españoles, derrotó al Middlesbrough por 3-0, ayer en el cierre de la 36ª fecha de la Premier League, y sumó tres puntos que le dejan a un paso de conquistar el campeonato inglés.

En el primer tiempo, un pase en profundidad de Cesc Fábregas lo aprovechó Diego Costa para abrir el marcador, rematando por debajo de las piernas del portero rival (23) y minutos después fue Marcos Alonso el que marcó a pase de César Azpilicueta (34).

En el segundo período, fue el serbio Nemanja Matic el que completó la goleada (65) a pase de nuevo de Fábregas, que pese a no hacerse con un puesto de titular en el equipo de Conte hasta estas últimas semanas, es el máximo asistente del Chelsea esta temporada.

Amplia ventaja

Este triunfo de los ‘blues’, combinado con la derrota del Tottenham el viernes ante el West Ham (1-0) deja al equipo entrenado por Antonio Conte como líder destacado con 84 puntos, por los 77 de los ‘spurs’.

Siete puntos cuando solo quedan nueve por disputar a ambos equipos, por lo que el Chelsea podría proclamarse campeón este próximo viernes si gana en su visita al West Bromwich Albion (8º), independientemente de lo que haga el Tottenham el domingo ante el Mánchester City.

La derrota del Middlesbrough, además, condena a este equipo del norte de Inglaterra al descenso a la segunda categoría del futbol inglés. Pese a que el ‘Boro’ necesitaba la victoria para seguir soñando con la salvación y no verse condenado al descenso, junto al colista Sunderland, la diferencia actual entre ambos equipos es abismal.

A los dos minutos Alonso ya disparó al larguero, en un anticipo de lo que llegaría minutos después. Diego Costa recibió un pase preciso de Fábregas y en el segundo palo, le dio tiempo a controlar el balón y batir al arquero rival, metiéndole la pelota por debajo de las piernas (23).

Gol 20 de Costa

Es el vigésimo gol del delantero hispano-brasileño, que se coloca a solo cuatro del máximo anotador de la Premier League, el belga del Everton Romelu Lukaku. La presión ‘blue’ volvió a dar sus frutos cuando Azpilicueta abrió a la izquierda para Alonso y el centro del lateral izquierdo volvió a pasar por debajo de las piernas de Bradley Guzan, pero era vez el portero estadounidense lo tocó lo justo para que el balón entrase en la red (34).

Tras la pausa, el partido se volvió aún más cómodo para el Chelsea ante un rival entregado, que no llevó peligro al arco defendido por el belga Thibaut Courtois y que encajó el tercero en un remate de Matic, que volvió a pasar entre las piernas de Guzan, tras otro pase de Fábregas.

El centrocampista español alcanzó así la 10ª asistencia de la temporada y es el primer jugador en la historia de la Premier League que alcanza esta cifra de pases decisivos en seis temporadas diferentes.