•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Salga desde el banquillo o de titular, Marco Asensio se ha convertido en el revulsivo de los partidos del Real Madrid, en el que se está haciendo un hueco por méritos propios en competencia con jugadores como Francisco Alarcón ‘Isco’ o James Rodríguez.

El joven jugador, de 21 años, ha explotado en su primera temporada con el equipo blanco, pese a no ser un titular, enamorando al público del Bernabéu.

Habilidoso con el balón, con velocidad y visión de juego, además de gol, Asensio se ha convertido en un revulsivo para el equipo de Zidane, que podría volver a darle minutos hoy frente al Atlético de Madrid en la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones.

Su buena actuación en la pretemporada en un partido contra el París Saint-Germain, que perdieron los blancos (3-1) y su gol ante el Sevilla para abrir el marcador en la Supercopa de Europa, que se llevaron los blancos en la prórroga (3-2), puso los focos en este joven centrocampista.

“Juega bien” 

“Asensio se va a quedar con nosotros. Ese es mi plan. Cuando tiene que jugar, juega bien y hoy estoy contento con el trabajo que ha hecho”, aseguraba Zidane tras ese partido que dio al Real Madrid su tercera Supercopa de Europa.

Zidane no dudó en recuperar a su perla mallorquina tras una temporada cedido en el Espanyol y, aunque se barajó la posibilidad de una nueva cesión, el técnico francés decidió quedarse con un jugador que también había ambicionado el Barcelona.

Los azulgranas fueron los primeros en interesarse por el joven cuando era jugador del Mallorca, según la prensa española, llegando a un acuerdo por él en agosto de 2014.

Un cambio de última hora en los términos del acuerdo echó para atrás al Barsa y dejó la vía libre al Real Madrid, que no dudó en hacerse con sus servicios por 3.9 millones de euros en julio de 2015.

El equipo blanco lo cedió la pasada temporada al Espanyol, donde completó una gran campaña, jugando 37 partidos en liga y Copa del Rey y marcando cuatro goles.

Minuto a minuto 

Y en su vuelta al equipo blanco, Asensio está rubricando una buena campaña cada vez que el técnico francés le da minutos.

En 34 partidos en los que ha intervenido, la joven joya blanca ha marcado nueve goles, superando ya su marca del pasado año.

“Sé que es complicado hacerse un hueco en el Madrid porque tiene a los mejores del mundo. Intentaré aportar mi granito de arena”, decía el verano pasado este centrocampista, que, sin duda, puede presumir de haber aportado bastante más que un ‘granito’.

Cada vez que ha saltado al terreno de juego ha sabido hacerse con las riendas del equipo como frente al Leganés en liga, donde asistió a James para que abriera el marcador y el camino al 4-2 con el que ganaron los blancos.