•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por segundo año consecutivo, Nicaragua participará en la Copa Disney de Futbol que se realiza anualmente en el complejo ESPN Wide World of Sports, en Orlando, Florida. La venidera edición se jugará del 8 al 17 de julio próximo. 

La asistencia de Nicaragua en este reconocido evento se convirtió en realidad gracias a las gestiones de Gina Vargas, gerente general del complejo deportivo Sport Slam, quien motivada por su pasión desmedida al deporte, indagó los procedimientos de cómo la tropa nacional podría ser parte de la Copa. Luego leyó y cumplió con los requisitos necesarios de inscripción, y ahora tiene asegurado dos equipos en las categorías sub-13 y sub-17, sin descartar la posibilidad de agregar un tercero en sub-12.

“Esta Copa tiene muchos años de estarse realizando en Orlando. Al inicio en mis expectativas estaba solamente que viajara un equipo, pero aseguramos dos y estamos intentando que vaya otro, que sería algo grandioso, tomando en cuenta que este es nuestro primer año como Sport Slam. En el equipo sub-17 van hombres, y en el sub-12, el más pequeño, varones y mujeres”, comentó Vargas, quien por muchos años fue tenista y actualmente trabaja en la fomentación de distintas disciplinas deportivas en Sport Slam. 

Respaldan iniciativa

Vargas explicó que para hacer posible dicho proyecto, fue clave el apoyo indispensable de los padres de familia, quienes costean los gastos de sus hijos. “Los papás de los seleccionados cubren el paquete para ir a Disney que vale 2,300 dólares. Este incluye boleto, hospedaje, comida y pago de inscripción. Estamos haciendo facilidades de pago por medio de tarjetas de crédito, a plazos de 12 meses, para que no sientan el golpe de un solo”, señaló.

Según Vargas, los seleccionados van a jugar un mínimo de 4 partidos. Si logran avanzar a la final serán 6. “Estamos entrenando en Sport Slam viernes y sábado con los muchachos que se seleccionaron de una Copa Disney pequeña que se hizo aquí. Se invitaron a 14 colegios y los mejores jugadores se quedaron en la Selección. Es una buena oportunidad para los niños y jóvenes, no solo de divertirse o foguearse, sino de que los podrán ver otras universidades que buscan talento y podrían ofrecerles una beca en Estados Unidos”.

La gerente general de Sport Slam, aseguró que este torneo lo están tomando como competitivo y no en plan recreativo, apostando a brindar una buena presentación y que los muchachos puedan compartir la experiencia y así mejorar el próximo año, en el que Vargas cree que puedan volver a participar. 

“A los que todavía están interesados que sus hijos participen, pueden contactarse con Sport Slam. Los queremos ver en el campo, en las prácticas, que los profesores evalúen. Si tienen el nivel y los padres pueden pagar, estos tienen la oportunidad de pertenecer al equipo”, finalizó Vargas.