•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El joven prospecto hispano, el paracorto Christian Arroyo, pegó doble impulsador de tres carreras que permitieron a los Gigantes de San Francisco romper el empate en la pizarra en el noveno episodio y vencer 6-5 a los Mets de Nueva York para dejar atrás racha de cinco derrotas consecutivas.

Los Gigantes también se aprovecharon del error clave que cometió el tercera base venezolano Wilmer Flores que fue el que abrió el camino de la remontada de los Gigantes, que estaban abajo 3-2 en el marcador.

El jardinero Hunter Pence pegó sencillo productor que puso el empate en la pizarra contra el cerrador dominicano Jeurys Familia en el racimo de cuatro anotaciones que hicieron los Gigantes (12-23), que tuvieron solo la tercera victoria en los últimos 11 partidos disputados.

El receptor Buster Posey pegó cuadrangular solitario por segunda jornada consecutiva y ayudó a los Gigantes a irse de regreso a San Francisco con marca de 3-6 en la gira de nueve partidos sin que hayan podido superar la peor marca en las Grandes Ligas.

Flores estuvo a punto de empatar la pizarra en la parte baja de la novena entrada con dos “outs” al pegar doble impulsador de dos carreras que se fue entre el jardín central y el izquierdo para su tercer imparable del partido.

El cerrador Derek Law, que salió en lugar del lesionado Mark Melancon, retiró luego a Kevin Plawecki en un intento de llegar a la goma para quedarse con el segundo rescate.

El zurdo Tommy Milone pegó imparable e impulsó una carrera y estuvo cerca de conseguir la victoria en su debut con los Mets antes que los Gigantes lograsen la remontada al superar al bullpen de los metropolitanos.

El gran derrotado fue el cerrador dominicano Jeurys Familia (1-1) que dio bases por bolas a Joe Panik y el tercera base dominicano Eduardo Núñez pegó rola por tercera y cuando Flores tuvo la oportunidad de hacer doble matanza que hubiese concluido el partido no pudo controlar bien la bola y permitió que llegasen a segunda.