• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Ganó el Real Madrid 4-1 al Sevilla y ganó el Barsa, también 4-1 a Las Palmas. Así que, después de disputarse la penúltima jornada de la liga española, se mantiene el empate en puntos entre los dos más grandes pero con una ventaja significativa del Madrid, y es tener un juego pendiente con el Celta, que se jugará el miércoles fuera de la casa blanca, antes del cierre frente al Málaga el próximo domingo, mientras el Barcelona va contra el Eibar.

EL PORTUGUÉS IMPLACABLE

Una vez más, Cristiano fue decisivo con par de estocadas, el primero, sencillo, tomando en zona roja un rebote provocado por disparo de James; y el otro, un latigazo zurdo impresionante, recibiendo un trazo de Kroos hacia atrás, convirtiendo el balón en un misil que entró en el ángulo superior derecho de la cabaña custodiada por Sergio Rico. De esa forma, el implacable goleador portugués golpeó las esperanzas del Barsa, clarificando el duelo con el Sevilla, y lanzó una advertencia al Juventus, finalista de la Champions, que sintiéndose casi-campeón de Italia, utilizando cinco suplentes, cayó 3-1 ante el sublíder Roma.

La astucia de Nacho, cobrando casi de inmediato en forma directa una falta en la frontal, dejando a todos con la boca abierta mientras la pelota rasante entraba junto al poste izquierdo de Rico, adelantó al Madrid 1-0 en el minuto 11; Cristiano, atento como siempre en el minuto 22, vio como el arquero rechazaba un remate de Asensio y otro de James en la misma jugada, para sacarle provecho a una pelota que gemía en la frontera del área chica, empujándola a las redes para el 2-0; el Sevilla recortó 2-1 con gol de Jovetić a los 48, y el bombazo de Cristiano a los 77, erizando los pelos del planeta, devolvió la tranquilidad 3-1. Fue Kroos, a los 83, quien cerró el marcador 4-1.

TRES GOLES DE NEYMAR

El Barsa con Messi atrás, proporcionando conexiones, pendiente del accionar del Madrid en su despedida del Bernabéu, que quizás sea también la del colombiano James, estuvo acompañado de un eficaz Rakitic y un limitado Iniesta, mientras el brasileño Neymar registraba su primer “hat trick”, con Suárez agregando el cuarto gol, sellando una victoria casi silenciosa sobre Las Palmas. El gol de Bigas en el minuto 62 recortó la ventaja del Barsa 2-1, al mismo tiempo que el Madrid también se imponía 2-1 al Sevilla, es decir, con el suspenso flotando en los dos sitios. El peligro de empate fue despejado con las arremetidas finales en cada lado, agregando par de goles, y el abrazo en la cima con 87 puntos fue sostenido con el doble 4-1.

De triunfar el Madrid el miércoles contra el Celta, solo necesitará obtener un punto más frente al Málaga para coronarse. Como el Celta eliminó al Madrid en la Copa del Rey y viene de presentarle grandes batallas al Mánchester United en la Copa UEFA, se espera un partido intensamente disputado en Balaídos. Pero este Madrid tan destructivo parece estar en capacidad de superar cualquier dificultad en busca de su primer título desde el 2012. No creo que ceda puntos ni contra el Celta ni ante el Málaga, de manera que el Barsa, ganador de seis de las últimas ocho ligas, quedará reducido a la Copa del Rey, el mérito más pequeño en los tripletes.