• |
  • |
  • Edición Impresa

El Atlético de Madrid (3º) ganó 3-1 al Athletic de Bilbao (7º) en la despedida del Vicente Calderón, este domingo en la 38ª y última jornada de Liga, en la que Real Sociedad (6º) y Villarreal (5º) lograron el pase para la próxima Europa League.

Fernando Torres abrió el marcador al rematar un pase de Antoine Griezmann (8), antes de volver a marcar con otro remate acrobático (11). Ya en la segunda parte Iñaki Williams recortó distancias (70), pero Ángel Correa hizo el 3-1 definitivo (89).

El Athletic de Bilbao había llegado a este encuentro empatado a puntos con la Real Sociedad, pero con mejor diferencia de goles, por lo que necesitaba hacer lo mismo que su gran rival para mantener su sexta posición.

Sin embargo, su derrota y el empate de los donostiarras en Vigo, permite a estos últimos arrebatar la sexta posición a los ‘leones’, que ahora tendrán que esperar a que el Barcelona gane la Copa del Rey el próximo sábado al Alavés para poder entrar en la próxima Europa League.

Sin pegada

El Atlético se puso pronto por delante con dos contraataques letales culminados por Fernando Torres, pero rápidamente los vascos tomaron el control del encuentro.

El Athletic de Ernesto Valverde, que ya ha anunciado su marcha del equipo, se topó durante todo el encuentro con la buena disposición defensiva rojiblanca, perdiéndose en posesiones largas sin poner en auténtico peligro la portería de Jan Oblak.

En la segunda parte, Iñaki Williams logró soltar un disparo que tocó en Stefan Savic antes de entrar en la portería rojiblanca, recortando distancias (70) y haciendo soñar a los vascos con un empate que les diera el pase a Europa.

Sin embargo, un tercer gol de Correa acababa con las esperanzas de los ‘leones’ y permitía a los rojiblancos despedirse con una victoria de su mítico estadio Vicente Calderón, ya que la próxima temporada jugará en su nuevo estadio Wanda Metropolitano.

Hace los deberes

En Vigo, la Real Sociedad logró sacar un empate en el descuento que le permitió entrar en Europa tras una final de partido de gran intensidad.

El goleador del Celta Iago Aspas abrió el marcador de penal (54), pero en la segunda parte, Mikel Oyarzábal lograba empatar (81). El danés Andrew Hjulsager volvía a adelantar al Celta (90) y en el descuento Juanmi marcó de cabeza el definitivo 2-2 (90+4).

La Real Sociedad dominó el encuentro en Balaídos y contó con las mejores ocasiones, especialmente en la primera parte, pero el penal cometido sobre Aspas y transformado por el propio jugador ‘celtiña’.