• |
  • |
  • Edición Impresa

La ucraniana Elina Svitolina, 11ª jugadora mundial, ganó ayer su cuarto título de la temporada al imponerse en la final del torneo de Roma a la rumana Simona Halep, por 4-6, 7-5 y 6-1.
Svitolina, de 22 años, ya había ganado en Taiwán, Dubái y Estambul. Halep, por su parte, logró la semana pasada el torneo de Madrid. La rumana parecía en condiciones de ganar su segundo torneo consecutivo al imponerse en la primera manga por 6-4. Con más movilidad e impecable en defensa, Halep se aprovechó de algunos errores de Svitolina, más potente pero irregular.

Todo cambió cuando la habilidosa rumana se torció el tobillo derecho tras un resbalón al final del primer set, lo que marcó su desempeño en las siguientes mangas. Cuando terminaba la segunda fue vendada para poder continuar.

Este segundo set, con siete roturas en 12 juegos, lo ganó Svitolina, más ofensiva ante una Halep que caía al fondo de la pista ante la potencia de los golpes de la ucraniana. El tercer set solo tuvo una dirección. Halep no podía competir y Svitolina endosó un 6-1, levantando el trofeo con su tercera bola de partido.

Orgullosa

“Creo que puedo sentirme orgullosa. He resistido bien la presión y he tenido algunos partidos difíciles de jugar. Es verdad que he tenido también un poco de suerte (con el abandono de Garbiñe Muguruza en semifinales). Pero hoy había que estar presente y he mostrado que estaba decidida a ganar”, afirmó.

La ucraniana pasará al sexto puesto de la WTA tras lograr en Roma la victoria más importante de su carrera. Como Halep, finalista en 2014, es una de las favoritas para ganar Roland Garros (28 mayo-11 junio). Halep, eso sí, tendrá que ver primero cómo está su tobillo.

“Voy a hacerme una resonancia magnética para ver qué tengo. La hará mañana, para saber más. Esperamos que no sea demasiado grave. Tengo dolor, pero no sé si es muy serio”, afirmó la jugadora rumana en una conferencia de prensa.