•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin mostrar misericordia en el terreno de juego, las Brumas de Jinotega le ganaron ayer los dos partidos a la Costa Caribe, que fueron reprogramados por el torrencial aguacero que cayó el domingo en el estadio Moisés Palacios Escorcia. Los jinoteganos volvieron a demostrar que jugando en casa son prácticamente imbatibles, prueba de ello fue que lograron adjudicarse la serie 3-1 ante uno de los equipos más difíciles del campeonato Germán Pomares Ordoñez.

En el primer encuentro las Brumas dejaron tendido a los costeños, gracias al doble de Héctor Navarro, el cual empujó a Marcial Miranda poniendo el 2-1 lapidario en el marcador. Ganó Luis Castellón, quien recorrió toda la ruta, y perdió Wilfredo Pinner. En el partido de fondo los jinoteganos dominaron 4-1 a la Costa Caribe. Elías Gutiérrez se anotó el éxito, Ariel Donws cargó con el revés y Luis Calero fue el salvador.

“Hemos hecho un gran trabajo en este Campeonato Germán Pomares Ordoñez, pues en nuestro estadio hemos logrado victorias importantes contra el Bóer, los Dantos y ahora la Costa Caribe. Jinotega es un equipo bueno al cual le hemos cambiado la forma de pensar, los muchachos ahora juegan cada partido como si fuera el último”, mencionó Omar Cisneros, timonel de las Brumas de Jinotega.

“A este equipo no le falta nada, si nosotros clasificamos a la siguiente etapa, los refuerzos van a jugar un papel preponderante, el equipo está emocionado y la fanaticada sabe que la clasificación está latente. Por mi parte, me gustaría darle el título a las Brumas porque considero que esta fanaticada se lo merece, por el momento vamos a seguir luchando”, finalizó el piloto de Jinotega.

Las Brumas después de las dos victorias de ayer llegaron al puesto número 12 en la tabla general del campeonato.