• Granada |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Denis Martínez regresó a la ciudad que lo vio nacer, donde creció y vivió su infancia. Granada recibió ayer al pelotero más importante de la historia del beisbol nacional, el hombre que forjó un juego perfecto y es el máximo ganador latino en la historia de Grandes Ligas con 245 éxitos. “El Chirizo” impartió dos charlas motivacionales en el Colegio Diocesano “Inmaculada Concepción” y el Colegio San Antonio.

Para Denis fue especial volver a Granada y encontrarse con un grupo de niños y jovencitos en crecimiento educativo de cara a convertirse en profesionales que aporten al desarrollo del país. Martínez recordó cuando estudió siendo infante en el Diocesano, sus huellas en ese centro siguen imborrables.

Tanto en el Diocesano como en el Colegio San Antonio, Denis compartió parte de su vida, sus éxitos como beisbolista, contó lo que significó lograr un Juego Perfecto con los Expos de Montreal contra los Dodgers de Los Ángeles el 31 de julio de 1994, y también habló los momentos difíciles que atravesó al caer en el alcoholismo, instando a los muchachos a que mantuviesen su mente ocupada, enfocada en los estudios y en el deporte.

La fe fue clave

“Recuerdo que fui agarrando fama, dinero y empecé a tomar. La clave para salir de esto fue mi fe en Dios, Él es el único que puede ayudarte. El deporte hay que acompañarlo con la parte espiritual, todo eso me ayudó a superar mi problema con la bebida”, les dijo Martínez a los jóvenes que estuvieron atentos, sin pestañear ni un solo segundo.

En ambas instituciones estudiantiles, Martínez recibió un reconocimiento, el cual aceptó con mucho agradecimiento. “Me siento contento de estar colaborando con los colegios granadinos, tratando de llevar el mensaje que incentive a los chamacos a cumplir sus sueños”, expresó la leyenda del beisbol pinolero.

Martínez también se refirió a la importancia que tienen las mujeres en todos los ámbitos de la vida, ejemplificando el valiosísimo aporte de su esposa Luz Marina en su vida. “Sin ella no hubiese llegado a donde estoy. Eso que dicen que los hombres mandan en la casa no es cierto, mi esposa fue clave para salir adelante. Ustedes las mujeres deben de darse su valor, son indispensables, imagínense que sin una mujer nosotros no existiríamos”, indicó.

Por último, Denis instó a los muchachos a que aprendan otro idioma y les dijo que aprendan a fomentar el amor con sus padres. “No importa si estudian inglés, francés, cualquier idioma, es importante aprender, a mí me ayudó mucho el inglés cuando fui Grandes Ligas para comunicarme. También les digo que traten de decirle a sus padres que les aman todos los días, a veces no decimos las cosas, pero háganlo y verán qué bonito es”.

Finalizada las charlas en ambos colegios, Martínez respondió las inquietudes de los estudiantes, luego se tomó fotografías con ellos y firmó autógrafos. Todos querían quedarse con un pedacito de recuerdo de la leyenda.