• |
  • |
  • END

BOSTON / ESPN

El lanzador de los Medias Rojas de Boston, Curt Schilling, le hizo un llamado a Roger Clemens a que entregue sus cuatro premios Cy Young que ha ganado desde 1997 si no puede limpiar su nombre de las alegaciones de que utilizó esteroides para prolongar y mejorar su carrera.

"Si no hace eso, entonces no me quedan muchas más alternativas como fanático que creer que sus 192 victorias y sus tres Cy Youngs que logró antes de 1997 fueron el final", escribió Schilling este miércoles en su blog, 38pitches.com. "Desde ese punto en adelante los números obtenidos fueron con ayuda de sustancias para mejorar el rendimiento. Igual que dije acerca de José [Canseco], si ése es el caso con Roger, los cuatro Cy Youngs deben ir a sus respectivos y correctos ganadores, y los números deben ser borrados si no pueden refutar las acusaciones".

Schilling dijo en su escrito de 3,200 palabras que era un fanático del siete veces ganador del Cy Young, a quien le debe mucho de su éxito, gracias a una conversación que sostuvieron cuando Schilling era un prospecto en el sistema de fincas de Boston.

"Su manera de hablarme y lo que me dijo fue un gran punto de cambio en mi carrera", dijo Schilling. "Siempre respeté sus logros en su carrera y lo consideraba el mejor lanzador que jamás haya jugado el juego".

Pero, al haberle hecho un llamado a Canseco a que entregara su premio de JMV de la Liga Americana en 1988, y al notar la evidencia sin refutar contra Barry Bonds, Schilling reconoció que no puede evitar cuestionar también los logros de Clemens.

"¿Cómo puedes separar las acusaciones de Barry de las acusaciones contra Roger?", dijo Schilling. "Si... ambos tipos terminan siendo atrapados, ¿qué nos dice esto acerca del juego, a nosotros como atletas y el futuro del deporte y nuestro lugar en él? El mejor lanzador y el mejor bateador de todos los tiempos están siendo implicados, uno de ellos siendo acusado, por eventos que rodean e involucran el uso de drogas para mejorar el rendimiento. Eso [apesta]... El deporte necesita arreglarse."

Clemens fue el nombre más grande mencionado en el reporte hecho por el ex senador George Mitchell, que detalló el amplio uso de drogas para mejorar el rendimiento en el béisbol. Clemens ha negado el uso de dichas sustancias.

Los últimos cuatro Cy Youngs de “El Cohete” fueron en 1997, 1998, 2001 y 2004. Muchas de las alegaciones contra Clemens aparecidas en el Reporte Mitchell vinieron de su ex entrenador Brian McNamee, a pesar que ninguna de ellas fueron fechadas en 1997 ó 2004. Mitchell escribió que McNamee le dijo que inyectó a Clemens esteroides en 1998, mientras jugaba con los Azulejos de Toronto, y con esteroides y hormona de crecimiento humana en 2000 y 2001, mientras jugaba con los Yankees de Nueva York.

Schilling elogió a aquellos que se han disculpado por haber usado drogas para mejorar el rendimiento, e hizo un llamado a todos los acusados a que prueben su inocencia o que se disculpen por sus errores.

"El mundo está lleno de gente buena que ha cometido errores de esta magnitud o peores", escribió Schilling. "Esos tipos cometieron errores, y errores graves. No hicieron esto de manera accidental, fue una decisión consciente con implicaciones serias, y deben pagar por ello".

Mientras decía que "la carrera entera, toda, es un asco" [la de Canseco], y decía que "nunca fue un verdadero jugador de Grandes Ligas", Schilling también reconoció que muchas de las alegaciones de Canseco acerca de otros usuarios de esteroides deben ser corroboradas.

"Él abrió las puertas de un tema que se ha mantenido en silencio por demasiado tiempo", escribió Schilling.

Los que llegaron en segundo lugar detrás de Clemens en sus últimos cuatro premios Cy Young fueron Randy Johnson (1997 Y 2004), Pedro Martínez (1998) y Mark Mulder (2001).

Schilling estuvo entre los que fueron a testificar ante un comité de la Cámara de Representantes de EU que investigaba los esteroides en el béisbol en 2005, junto con Mark McGwire, Sammy Sosa y Rafael Palmeiro. El mismo comité ha pautado nuevas audiencias para el 15 de enero.

Clemens no ha sido llamado a ir a esas vistas, pero es posible que el comité decida llamarlo a él o a otros jugadores para que comparezcan ese día --o a una audiencia futura, si es que se lleva a cabo.