•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde el 14 de abril del 2017, cuando los Reales de Kansas City le fabricaron dos carreras en el primer episodio de su primera apertura en Grandes Ligas, hasta el pasado 22 de mayo, cuando los Rays de Tampa Bay le hicieron par de anotaciones en el inning uno, el nicaragüense Juan Carlos Ramírez ha permitido que en seis de sus ocho aperturas sus rivales le anoten al menos una vez en el propio inicio de juego. END

Los Reales le anotaron dos veces en el arranque del juego, producto de un sencillo de Alex Gordon y un jonrón de Mike Moustakas, los dos primeros hombres que enfrentaba como abridor en el mejor beisbol del mundo. En su segunda apertura, los Astros de Houston le hicieron una carrera en el primero, producida por triple de Josh Reddick e imparable de José Altuve. En su tercera salida, en la que más dominio ha mostrado, lanzó siete episodios en blanco ante los Atléticos de Oakland. Sin embargo en su siguiente trabajo, los Rangers de Texas le anotaron en una ocasión gracias a cañonazo remolcador de Carlos Gómez. 

Su quinta apertura fue ante los Astros, equipo que nuevamente le marcó en la primera entrada, esta vez por dobletes consecutivos de Carlos Correa y Carlos Beltrán. En su posterior trabajo, ante los Tigres de Detroit, Justin Upton le conectó un bambinazo de tres carreras en tan solo el inicio del juego. Luego, en su sexto partido iniciado del año, no permitió que los Medias Blancas de Chicago anotaran en el inning uno, algo que sí ocurrió en su última presentación contra los Rays de Tampa Bay, cuyos artilleros Corey Dickerson y Logan Morrison lo castigaron con un cuadrangular cada uno. 

De esta forma, Juan Carlos Ramírez permite un total de diez carreras en ocho episodios (primer inning de cada apertura), lo que da como resultado una alarmante efectividad de 11.25. Sumando solo su trabajo en la primera entrada de cada una de sus presentaciones como abridor, se obtiene que el nicaragüense ha permitido 16 imparables, entre ellos dos dobletes, un triple y cuatro jonrones (la mitad de lo que acumula en el año). Además, otorga solo una base por bolas y poncha a siete adversarios. 

Hoy contra los Marlins 

Esta tarde, a las 2:10 p.m., el capitalino se medirá a los Marlins de Miami en la que será su novena apertura, misma en la que buscará mostrarse dominante desde el propio primer episodio. Ante un equipo que a la jornada de ayer se presentó siendo el cuarto de cinco conjuntos en la División Este de la Liga Nacional con récord de 16-29 y promedio de bateo de .256, Ramírez podría tener no solo un buen inicio, sino una buena jornada que pinta para terminar en su quinta victoria del año y la novena de su carrera como ligamayorista.