•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Barcelona buscará hoy frente al Alavés su 29ª Copa del Rey para salvar su temporada y despedir con un éxito a su técnico Luis Enrique Martínez, mientras el equipo vasco busca su primer título.

Eliminado en cuartos de final de la Liga de Campeones y segundo en la Liga española, el Barcelona quiere este trofeo para evitar una temporada en blanco, en una campaña en la que solo ganó la Supercopa de España, un trofeo considerado menor.

Coincidiendo con la despedida del Vicente Calderón, que acogerá su último partido oficial, el equipo azulgrana también buscará despedir con un éxito a su técnico Luis Enrique Martínez, que dirigirá su último encuentro al frente del Barsa.

El equipo azulgrana ya adelantó que el lunes dará a conocer al sustituto del técnico gijonés, pero antes Luis Enrique quiere alzar su noveno título en tres años.

“Es un partido especial, la posibilidad de acabar mi ciclo en el Barsa con un título más”, dijo este viernes ‘Lucho’ en la rueda de prensa previa al encuentro.

A su favor juega que ha ganado las dos finales de Copa del Rey en las que ha dirigido al Barcelona, aunque el equipo llega a este partido con algunas bajas sensibles.

Su triplete atacante formado por Leo Messi, Neymar y Luis Suárez, no podrá contar con este último, lesionado en un entrenamiento el jueves, aunque también estaba sancionado de cara a este encuentro.

Asimismo será baja por sanción el lateral Sergi Roberto, mientras Javier Mascherano, recuperado de sus molestias físicas, ya volvió a entrenar con el equipo, por lo que Luis Enrique confía en tenerlo dispuesto para el partido.

Concentrados  y  fuertes 

Enfrente estará un Alavés, que tras subir a Primera División el verano pasado, culmina la temporada con su segunda final en sus casi cien años de historia.

Tras perder la final de la Copa de la UEFA en 2001 frente la Liverpool (5-4 en la prórroga con gol de oro), el Alavés llega ahora dispuesto a dar la sorpresa ante el gigante azulgrana.

“Estamos muy concentrados y nos sentimos fuertes como equipo. Tenemos ambición y creemos que vamos a tener nuestras opciones”, dijo el jueves el capitán alavesista Manu García.

El Alavés ya dio la sorpresa en septiembre al ganar en Liga 2-1 al Barsa en su feudo del Camp Nou, aunque es cierto que en la segunda vuelta del campeonato español, los azulgranas se tomaron la revancha con un contundente 6-0.

El Alavés es un “equipo que está en forma, un equipo que ha hecho una temporada a un altísimo nivel, que utiliza bien el juego largo, gracias a Deyverson y sus jugadores de banda”, advirtió Luis Enrique, que consideró al equipo vasco como el conjunto “revelación” de la Liga.