•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La última semana de agosto o la primera de septiembre de este año podría ser la fecha en que Carlos “Chocorroncito” Buitrago enfrente al mexicano José Argumedo, campeón mundial 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y quien defendió con éxito su cetro la noche del sábado tras noquear al colombiano Gabriel Mendoza en 8 asaltos.

Buitrago ocupa el puesto número 3 en el ranking mínimo de la FIB; no obstante, el puesto 1 y 2 están vacantes, por lo que el nica prácticamente puede ser considerado como el retador mandatorio. Solamente falta la confirmación oficial de la FIB en las próximas semanas para que esto suceda, pues Ricardo 

Rizzo, quien amarra las peleas de Carlos a nivel internacional, ya gestionó que a su pupilo lo ubiquen en la cúspide del ranking.

Según la FIB, Argumedo tiene que defender obligatoriamente su cetro el próximo 17 de agosto, pero podría postergarla un mes más como máximo por las negociaciones. Después que Buitrago sea nombrado mandatorio, el campeón tiene un máximo de 90 días para defender. “Mi objetivo es noquear a Argumedo”, comentó “Chocorroncito”, quien tiene muy bien estudiado al azteca. “Es un boxeador que tiene mucha fortaleza, pero creo que tengo la técnica y las herramientas para derrotarlo”, agregó. 

Campamento en Costa Rica

Buitrago estuvo el reciente fin de semana en San José, Costa Rica, junto a su papá y entrenador Mauricio Buitrago, y a su apoderado Omar Álvarez para analizar si pueden realizar campamento de entrenamiento en el país vecino. Carlos visitó el gimnasio Fight Club, donde entrena Román “Chocolatito” González y donde pretende prepararse durante dos meses.

El nica arribó ayer a Managua con la mentalidad de empezar su preparación y luego viajar a Costa Rica. Incluso, Buitrago no descartó sumar a su equipo de trabajo a Gustavo Herrera.