•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez que pienso en esto me cuesta creerlo. ¿600 jonrones? Vaya. Son un montón de bambinazos. Y cuando el dominicano Albert Pujols llegue a pegar tres más en las próximas semanas, o incluso en los próximos días, se unirá a uno de los clubes más selectos en todo el deporte profesional.

Estoy hablando del club de los 600 jonrones. Sus miembros son un grupo de históricos cañoneros, encabezado por los tres hombres que han dado 700 cuadrangulares o más: Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714). Luego siguen Alex Rodríguez (696), Willie Mays (660), Ken Griffey Jr. (630), Jim Thome (612) y el dominicano Sammy Sosa (609). 

Hasta no hace mucho tiempo, 500 eran los viejos 600. Cuando Ernie Banks pegó su bambinazo 500 en mayo de 1970 fue todo un acontecimiento en Chicago. Al igual que el ícono de los Cachorros, Harmon Killebrew no llegó a 600 jonrones. Tampoco Mike Schmidt, Willie McCovey ni Reggie Jackson.

Ahora, Pujols está al borde de ponerle un broche dorado a su carrera de 17 temporadas y 10 participaciones en el Juego de Estrellas, tres premios al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional y seis Bates de Plata.

Todos deben celebrar por todo lo alto el día que Pujols llegue a los 600 jonrones, porque probablemente sea el último en lograr tal hazaña por un buen tiempo. El bateador activo que le sigue en el listado de cuadrangulares es el venezolano Miguel Cabrera, número 38 de todos los tiempos con 451.

Trout mete miedo

Bueno, después de pensarlo mejor, he cambiado de parecer. Cuando Cabrera se una al club de los 600 jonrones, él probablemente sea el último que lo haga por un buen tiempo. Tiene 34 años, y esa es también la cantidad de batazos de cuatro esquinas que ha promediado durante su carrera de 15 años en las Grandes Ligas. 

Los otros activos que están entre los 100 primeros en jonrones de todos los tiempos tendrán que seguir batallando contra los lanzadores rivales y también contra la edad para aspirar a los 600. El dominicano Adrián Beltré tiene 38 años y suma 445, mientras que el puertorriqueño Carlos Beltrán tiene 40 años y ha dado 426. Ryan Howard, quien ha conectado 382, fue dejado en libertad este mes por los Bravos. Incluso si alguien lo firma, tiene 37 años y le faltan 218 jonrones para los 600. 

Después siguen otros como el dominicano Edwin Encarnación (319), de 34 años, Ryan Zimmerman (228 cuadrangulares a los 32 años) y Mark Trumbo (185 a los 31). Pero créanme, después de Cabrera, la persona con más probabilidades de entrar al club de los 600 es… Mike Trout, ya ha pegado 184. 

Ahora bien, lo único que sabemos es que solo ocho jugadores han pasado ese umbral de bambinazos, y que Pujols está tocando la puerta. Vaya.