•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez se presentó en el Globe Life Park, de Texas, con la intención de exhibir los variados recursos que lo han llevado a ser considerado uno de los principales elementos monticulares de los Rays de Tampa esta temporada. Sin embargo, ante los locales Rangers, el nicaragüense tuvo la que posiblemente sea su actuación más discreta en lo que va de la campaña, laborando solamente 2.1 entradas, en las que permitió 6 imparables y 4 carreras, dejando su efectividad en 3.66, aunque para su fortuna salió sin decisión y se mantiene con récord de 3 victorias sin derrota. Tranquilos, no hay que alarmarse.

Sin haber saltado al montículo, Ramírez ya tenía la almohada de una carrera, producida en la apertura del primer episodio. Sin embargo, una vez estando en la lomita, se mostró titubeante, otorgando base por bolas a Shin-Soo Choo, su primer rival del encuentro y lo peor estaba por venir. Tras disparar una línea de foul que amenazó con irse de cuadrangular, Elvis Andrus lo sacudió con un imparable por el jardín central, permitiendo a Choo avanzar a la antesala.

En seguida, Nomar Mazara impactó un cambio de 82 millas por horas e internó la pelota en el jardín central, deteniéndose en segunda y produciendo las dos primeras carreras de Texas. El siguiente oponente de Ramírez, Adrián Beltré, quien tomaba su primer turno de la temporada, tras recuperarse de una lesión que lo mantuvo alejado de los campos un largo tiempo, pegó imparable por el sector derecho, el número 2,943 de su carrera en las Mayores.

Erasmo Ramírez consigue su segundo triunfo ante Detroit

El primer out de la entrada fue producto de elevado de sacrificio de Rougned Odor, que permitió a Mazara pisar la registradora para el 3-1 parcial. La amarga primera entrada de Erasmo acabó con un batazo de Jonathan Lucroy para doble play. Sin embargo, el daño estaba hecho, suficiente para que el nicaragüense continuara su actuación con los pies hinchados.

Cañonazo de Gallo

Y así fue en el cierre del segundo episodio. El inicialista Joey Gallo, que se ganó la titularidad en el equipo cuando Beltré estuvo en lista de lesionados, lo recibió con un enorme cuadrangular entre jardín derecho y central, estableciendo el 4-1 en la pizarra. Pese a ese duro golpe, Erasmo hizo fallar a Chirinos con rodado por el short, luego Jared Hoying se ponchó viéndola pasar y Choo, en su segundo turno, falló con una línea inofensiva a manos del primera base.

Mientras el lanzador pinolero era sacudido en las primeras dos entradas, la ofensiva de los Rays respondía con otras dos carreras en la apertura del tercer inning, estrechando la pizarra 4-3 y enviando un claro mensaje de apoyo a Ramírez. En el cierre de esa entrada, el nicaragüense volvió al montículo y fue recibido con una línea de Andrus por el center field, el segundo para el campo corto de los Rangers ante Erasmo. Mazara continuó con otro hit por el central y Adrián Beltré se embasó por jugada de escogencia, en la que fue puesto out Andrus.

Ante el complejo panorama que se presentaba, con par de corredores en las almohadillas, el mánager de los Rays decidió que era momento de quitarle la pelota a Erasmo, trayendo al relevista José Alvarado, quien sacó la entrada dejando a los dos jugadores en circulación. La labor de Ramírez fue de 2.1 entradas, con 6 hits permitidos (1 jonrón), 4 carreras, 1 base por bolas y un ponche, dejando su efectividad en 3.66. En la altura del quinto episodio, Evan Longoria ligó un cuadrangular para empatar la pizarra 5-5, permitiéndole al nica quedar sin decisión.

Erasmo ganará 3.125 millones de dólares en 2017

Pese a que anoche Erasmo Ramírez no presentó su mejor imagen sobre la colina, no hay de que preocuparse, no hay luces de alarmas que alteren al pistolero nicaragüense, que se sumó a una corta lista de lanzadores que trabajando como relevista un día, al siguiente aparecieron como abridores. Andy Messermith de los Dodgers, en 1975; Dick Drago de los Medias Rojas, en 1979; Andy McGaffigan de los Gigantes de San Francisco, en 1983; Steve Farr de Cleveland, en 1984; y Erasmo, que realizó 12 lanzamientos el domingo ante los Mellizos de 

Minnesota, adjudicándose su primer salvamento de la campaña, pertenecen al selecto grupo.

Conservando el récord de 3-0, con toda una temporada por delante y con los descansos necesarios, el lanzador rivense podría seguir impactando en las Grandes Ligas. La de ayer fue solo una mala salida, de las que tienen los más grandes lanzadores del mejor beisbol del mundo, sin ser necesariamente una catástrofe. De los 43 lanzamientos que realizó contra Texas, 31 fueron strikes y 12 bolas, por lo que es justo otorgar el mérito a los bateadores que descifraron al pistolero nicaragüense; tranquilos, no hay por qué alterar los nervios.