•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sergio Ramos, defensa del Real Madrid, deseó que su equipo gane la final de la Liga de Campeones al Juventus sin los niveles de incertidumbre y nerviosismo de los anteriores títulos que logró su equipo ante el Atlético de Madrid.

En los dos últimos trofeos que conquistó el conjunto blanco, necesitó una prórroga forzada con un gol en el minuto 93 de Ramos y una tanda de penaltis que hizo campeón al Real Madrid la temporada pasada.

Frente al Juventus, Sergio Ramos espera una final más tranquila. No quiere sufrir para ganar el trofeo más importante de Europa. Por lo menos, eso es lo que espera.

“Esperemos que no lleguemos a esos niveles de inquietud ni nerviosismo. En los últimos años hemos vivido momentos únicos. Ojalá podamos hacer un partido como lo estamos planeando y que podamos brindar esa copa a todos los madridistas. Esta temporada hemos logrado la Liga después de cinco años sin conseguirla y hay que ponerle la guinda con la Liga de Campeones”, dijo.

Ramos afirmó sentirse muy bien después de una semana dura de trabajo y de unos días para desconectar de tantas emociones tras conquistar la Liga.

“Atravesamos un buen momento anímicamente y físicamente y encaramos una final con ganas de ganarla. Llevamos tres finales en cuatro años, es un dato para valorarlo pase lo que pase el sábado. Es difícil llegar a las finales y ojalá podamos volver a reivindicarnos y ser el único equipo de la historia que gana dos seguidas”, comentó.

DISFRUTA DEL MOMENTO

Cuestionado por el buen momento en el que se encuentra el Real Madrid, explicó que otros años a su equipo le tocó “sufrir mucho” cuando ganaban otros y, por eso, en estos momentos, están disfrutando.

Además, se preguntó a sí mismo que si un defensa como Fabio Cannavaro pudo ganar el Balón de Oro, él también podría hacerlo. “¿Por qué no?, aunque si hubiese querido títulos individuales me habría dedicado al tenis”, manifestó.

Ramos, decisivo en las dos anteriores finales con un par de goles que dieron opciones al Real Madrid de seguir con vida en los dos choques frente al Atlético, reconoció que prefiere ganar el título y no marcar.

“Esperamos que se pueda resolver antes y que no sea apto para cardiacos. Que la gente disfrute y ojalá no haya que esperar tanto. Partimos los dos equipos de cero. En este partido, el papel de favorito es una opinión y es respetable. Las estadísticas no ganan partidos y hay que dejar todo al margen. No vamos a sacar pecho por ganar la Liga ni ser os últimos campeones de la Champions”, apuntó.