•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Los Yanquis no pueden perder”, dice Hemingway en su breve y grandioso libro El Viejo y el Mar, aunque a continuación advierte, “pero yo les tengo miedo a los Indios”. Es lo que pienso de este Real Madrid, que no puede perder, ni siquiera con este Juventus amenazante. Antes de ponerse en marcha los octavos de final, como lo expresé en Doble Play y lo escribí, imaginé al Juventus ganando la Champions. El Madrid estaba en dificultades y Cristiano atravesaba por una sequía de goles. Pero eso cambió bruscamente. El equipo de

Zidane consiguió un crecimiento espectacular y Cristiano, mortífero, comenzó a derrumbar murallas. Y no se ha detenido haciendo estragos.

ZIDANE DUERME TRANQUILO

Una parte de la sospecha, está a salvo: el Juventus disputará la final mañana en Cardiff, pero el vaticinio se ha fragmentado, porque ahora veo al Madrid muy compacto y con un Cristiano enfurecido, ganando su décimo segunda “Orejona”, que sería la séptima después de la época de Alfredo Di Stéfano, ganador de cinco consecutivas. Por supuesto, no voy a subestimar a este Juventus tan firme, audaz, mordedor, y naturalmente una seria amenaza, pero tampoco lo voy a agigantar frente a un equipo sin fisuras, voraz y  aniquilante, que además, recupera a tiempo al lateral derecho Dani Carvajal.

Hablar de invencibilidad en los deportes, es un atrevimiento extremadamente riesgoso como reiteradamente lo hemos comprobado, pero no hay forma de dudar sobre la superioridad del Real Madrid, y de la legitimidad de su favoritismo sobre el Juventus. Por eso el titular “Se ve invencible”, porque es lo que he visto en los tiempos recientes y porque lo creo. Salta a la vista que pese a la magnitud del compromiso, Zidane no tiene ningún dolor de cabeza. Ni siquiera sobre la posibilidad de alinear al galés Gareth Bale, excepto, que el Juventus tome la delantera, porque eso condicionará peligrosamente el futuro del juego.

CONSTRUIDO PARA GANAR

La forma como el Madrid eliminó al Nápoles, al Bayern y al Atlético de Madrid, con Cristiano haciendo explosión, fue sencillamente intimidante, incluso para el Juventus de Allegri, que pese a su consistencia, dejando atrás al Oporto, al Barcelona y al Mónaco, y estar estimulado por la búsqueda del triplete, sabe que hoy tendrá que dormir con sus barbas en remojo.

Adelante con Cristiano, Benzema y posiblemente el inspirado Isco, el Madrid es temible; en medio con el arquitecto Tony Kroos, el polivalente Modric, y ese hombre duro de reconocida utilidad como es Casemiro, es incontenible en conexiones y garantía de proyecciones; y atrás, con dos extraordinarios laterales ofensivos como son Marcelo y Carvajal, y una pareja de centrales que combinan destreza y bravura tal es el caso de Ramos y Varane, la tropa de Zidane, construida para ganar, ofrece suficiente firmeza, con el agregado del aporte en la cabaña del tico Keylor Navas. Uno se pregunta sin ocultar el peligro que representa el Juventus, lo necesariamente armado con Higuaín, Mandzukic, Dybala, Bonucci, Chiellini, Alves, Alex Sandro, Khedira y sobre todo el mítico arquero Buffon: ¿por qué dudar del Real Madrid?

Eso sí, se espera un partidazo, y quizás, un espeso suspenso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus