•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Escuchan el ruido de los tambores? Ha sido resonante la victoria de los Warriors 113-91 en el arranque de la Final 2017 en la NBA. La brillantez de Kevin Durant (38 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias) , el cañoneo de Stephen Curry, el aporte de un banco muy útil, las pérdidas de balón de los Cavaliers y la violenta arremetida realizada por Golden State en el tercer período dominándolo 33-20, espantando el suspenso, fueron los factores decisivos en la primera batalla. Una señal, aunque no definitiva, porque Cleveland es algo más de lo visto en la segunda mitad, cuando el equipo se desplomó, obviando los 28 puntos, 15 rebotes y 8 asistencias de LeBron.

Los dos equipos parecían estar moviéndose descalzos entre las brasas en el primer cuarto ganado por los Warriors 35-30 con 10 puntos de Durant, 10 de Curry, y 7 volcadas, levantando al público de sus butacas. El inicio de Durant fue explosivo, sacudiendo el cesto y realizando 5 asistencias, mientras Thompson y Curry ofrecían aportes defensivos con excelentes recuperaciones para contraofensivas efectivas, en tanto LeBron, como siempre, asumió la jefatura de la tropa registrando 13 puntos, 6 de tiro libre en 8 intentos, agregando 5 rebotes.

La agitación casi frenética no decreció en el segundo cuarto, pero sí la efectividad, sobre todo atacando los tableros. Se impuso Golden State 25-22, estirando la distancia 60-52, mientras Durant saltaba sobre LeBron con 23 puntos por 19, completando una gran primera mitad, luciendo imparable en sus proyecciones. Los 11 rebotes de LeBron y 4 asistencias, lo colocaron en ruta a un triple doble que no consiguió quedando con 28-15-8.

¡Qué inicio de los Warriors en el tercer cuarto con una rápida arremetida de 13-0 culminada por dos triples de Curry! De pronto, atrás por 21 puntos, 73-52, los Cavaliers se sintieron deambulando en la oscuridad y fueron atropellados 33-20 en ese período, con sus posibilidades deshilachadas. Era muy difícil darle forma en la imaginación a una remontada. Hubiera sido necesario hacer desaparecer a los Warriors en los últimos 12 minutos, y eso no ocurrió. El equipo de las grandes cifras en las últimas tres temporadas, procedió a terminarle de apretar el cuello a los Cavaliers 113-91.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus