•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El favoritismo del Real Madrid en Cardiff hoy, a pocas horas del sonar de trompetas mientras se levanta el telón de la gran final, sigue tan firme como lo es en funcionamiento la defensa del Juventus, pero no hay forma de ocultar que este equipo italiano, que sabe combinar la destreza con la bravura, manejado por Allegri, es una seria amenaza para cualquier rival, incluido el Madrid del General Zidane. Sin sufrir derrota atravesando esta Champions, el Juventus es un equipo de dentadura afilada, sin temor para tomar riesgos, abrazado a un sueño, y listo para excederse.END

Buffon y el triplete 

Se dice que el mayor factor de motivación del Juventus es el arquero de 39 años y cinco Copas del Mundo, Gianluigi Buffon, quien nunca ha ganado una Champions. “Es el momento para hacerlo”, según el atacante argentino Gonzalo Higuaín. Obviamente, el propio Buffon, expuesto al violento cañoneo que acostumbra el Real Madrid, debe ser pilar fundamental en la pretensión de darle forma a la proeza. Un muro de cinco en la defensa, y Buffon atrás, contando con el apoyo de los centrocampistas Khedira y Pjanic, y dependiendo de las contras con los trazados de Dybala y los desbordes de Higuaín y Mandzukic.

Sin embargo, la atracción por lograr el triplete después de asegurar su sexto banderín de Liga consecutivo y el trofeo de la Copa Italia, podría ser mayor. Equipo rápido en las conexiones garantizando progresiones con suficiente profundidad, como lo demostró frente al Barcelona en el primer duelo de cuartos de final, con capacidad para resistir sin desordenarse y salir con buen manejo, el Juventus es merecedor de un gran respeto. Se lo ha ganado a pulso, y una victoria de su parte, sin llegar a ser calificada de sorprendente aunque menos esperada que la del Madrid, levantaría polvaredas, no de asombro, sino de admiración.

Ojo con Dybala

Campeón de Europa en 1985 y 1996, el Juventus ha perdido seis finales frente al Ajax, Hamburgo, Borussia, Real Madrid, Milán y Barcelona, este último intento hace dos años en Berlín. “No quiero que mi equipo se encuentre ansioso. En duelos de este tipo, la serenidad tiene un valor incalculable”, ha dicho Allegri. El problema es que un ataque jefeado por Cristiano y un medio campo tan versátil y funcional, alteran los nervios, así sean de acero. Pienso que la confianza del Madrid, sin tener que llegar a ser exuberante, será de mayúscula incidencia.

La gran expectativa podría estar alrededor del accionar que puede desplegar el argentino Dybala. ¿Qué tan desequilibrante podrá ser abriendo espacios y proporcionándole balones a Higuaín y Mandzukic? Fajarse con los centrocampistas del Madrid y poder realizar los trazos necesarios para las progresiones del Juventus en campo minado, enfrentando a Ramos y Varane es la misión de Dybala, así como su necesaria presencia en el área para las combinaciones y los remates. El Madrid es favorito, pero, ¡cuidado! este Juventus puede conseguir un crecimiento impresionante y plantear una batalla impredecible sin autosecuestrarse replegándose y recortando posibilidades. No hay duda que se trata de una seria amenaza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus