•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El invicto Erasmo Ramírez subirá a la loma del Safeco Field, esa misma en la que fue constantemente descifrado mientras vestía el uniforme de los Marineros de Seattle, para retar a su exequipo, del que salió siendo considerado un pícher vulnerable y al que enfrentará hoy siendo calificado como un pistolero efectivo y de valiosa utilidad. El Erasmo que esta tarde desafiarán los Marineros está muy distante de aquel que ellos decidieron dejar libre, pues hoy día, con su madurez al máximo nivel y la habilidad de su brazo derecho en pleno funcionamiento, el nicaragüense se ha convertido en un lanzador de cuidado. 

Con balance de 3-0 y efectividad de 3.66, además de un salvamento, seis juegos sostenidos y 28 ponches en 39 episodios y un tercio, Ramírez está demostrando en la actual temporada que es un pícher tan dominante como necesario, capaz de agigantarse desde cualquier rol y ante cualquier rival, característica que lo ha convertido en un tirador de seguridad indiscutible cuando está en la loma.

Cuarto cara a cara

Desde su arribo a los Rays de Tampa Bay, Erasmo Ramírez se ha enfrentado en par de ocasiones a los Marineros, la primera fue el 4 de junio del 2015 y la segunda y la tercera fueron el 11 de mayo y el 15 de junio del 2016, registrando un balance de 1-0.  En la primera ocasión los venció limitándolos a solo una carrera limpia en cinco entradas y un tercio, luego les tiró 1.1 innings de una anotación limpia y posteriormente los redujo a tres incogibles en 1.1 episodios. 

En total, ha permitido dos carreras limpias en ocho episodios ante los Marineros, para una efectividad de 2.25. Ante su antiguo equipo el rivense ha consentido 11 imparables, ninguno de ellos de cuatro almohadillas, ha otorgado una base por bolas y ha fusilado a seis por la vía del ponche. Los números reflejan que Erasmo suele dominar a los Marineros y para hoy se espera otra demostración de esa superioridad.  

¿Rival de cuidado?

Los Marineros de Seattle ocupaban el puesto cuatro de cinco en la División Oeste de la Liga Nacional con un récord de 26-30 hasta antes del juego de ayer, el segundo de la serie contra Tampa Bay, al que además llegaron con un promedio ofensivo de .257, el décimo entre los 30 equipos del mejor beisbol del mundo. De la alineación de los Marineros, Erasmo deberá trabajar con mucho cuidado a Jean Segura, cabecilla ofensivo del equipo con promedio de .341, Nelson Cruz, líder en jonrones con 12 y en carreras impulsadas con 42 y Robinson Cano, sublíder en average con .294, en cuadrangulares con 10 y en remolques con 34. 

Erasmo deberá fajarse en un duelo de picheo con Ariel Miranda, quien comanda a los Marineros en victorias con cinco, en efectividad con 4.17 y en ponches propinados con 52. Tomando en cuenta estos registros de su rival, será clave para Ramírez que los Rays muestren todo su poder ofensivo, pues de lo contrario le será imposible conseguir su cuarto triunfo del año y el 29 de su carrera.