•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Instalado en Coachella, California, Randy Caballero (24-0, 14 nocauts) está enfocado en su próximo combate contra el colombiano Oscar Negrete (16-0, 6 nocauts), programado para el próximo 30 de junio en el Casino Fantasy Springs en Indio, donde la promotora Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya organizará la velada boxística.

Adaptado en 122 libras, una categoría superior en la que Randy saboreó las mieles de conquistar un título del mundo versión Federación Internacional de Boxeo (FIB), busca conseguir el establecimiento necesario para acercarse a una segunda oportunidad de campeonato. El nica-estadounidense tendrá una prueba exigente ante un rival invicto como Negrete y que además subirá al ring con el anhelo de dar un golpe de autoridad en la mesa que le permita mostrarse. 

“El campamento va muy bien, Randy pesó 127 libras el fin de semana. Negrete es un muchacho aguerrido, tiene muchas ganas de triunfar, pero no ha tenido una prueba todavía. Eso no significa que no deja de ser peligroso, es un peleador que va hacia el frente, así que será una gran pelea”, comentó Marcos Caballero, padre y entrenador de Randy, sobre el próximo rival de su hijo. 

Randy ha estado guanteando con un boxeador mexicano llamado Fernando Vargas y con un muchacho originario de Los Ángeles, Fernando Valdés. Además del apoyo que le ha brindado su hermano Rommel Caballero y los muchachos del gimnasio donde se entrena todos los días. 

Rommel sigue lesionado 

Por otra parte, Caballero indicó que su otro hijo, Rommel, sigue con problemas en su mano izquierda. El dolor permanece sin tener una explicación clara sobre el origen de este. Le han hecho valoraciones y no encuentran cuál es el inconveniente. “Rommel no ha podido recuperarse. No le encuentran nada, tiene dolor, le dan pastillas y no se le quita. Hay que darle descanso, a veces se le va el dolor y luego regresa”, explicó el entrenador.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus