•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nicaragüense Juan Carlos Ramírez, colíder en victorias (5), primero en efectividad (4.11) y el mejor en WHIP (1.20) de los Angelinos de Los Ángeles, enfrentará hoy a las 11:10 a.m. a los Tigres de Detroit de Miguel Cabrera en el estadio Comerica Park, en un duelo que tiene tintes de revancha, pues el pasado 11 de mayo los felinos le asestaron al pinolero su tercera derrota de la temporada. 

Ramírez viene de ser dramáticamente doblegado por los Gemelos de Minnesota, quienes en 4.1 episodios le conectaron ocho imparables, entre ellos tres jonrones, y le fabricaron siete anotaciones limpias, haciéndolo caer por cuarta vez en el año.  Asimismo, en su único enfrentamiento con los Tigres en la actual campaña, el capitalino soportó ocho cañonazos, entre ellos dos de cuatro bases, y admitió cinco carreras limpias en siete entradas completas. Pese a estos antecedentes de cifras alarmantes, existen aspectos como sus vastos recursos y su madurez como abridor que permiten creer que J. C. puede lograr hoy se sexta victoria del 2017. 

Lo primero, arrancar dominante

Será clave en esta nueva apertura, la 11 de su carrera en Grandes Ligas, que Juan Carlos se muestre dominante en los primeros episodios, y no como ha pasado en siete de sus anteriores trabajos como abridor, en los que se ha presentado vulnerable en el arranque de juego, principalmente en el primer episodio. Fue precisamente en el inning uno y en el dos que Detroit le fabricó las cinco anotaciones el 11 de mayo. 

Si J.C. logra superar la que he denominado el “bendito primer episodio”, las probabilidades de forjar una presentación destacable serán mayores, sobre todo si se toma en cuenta la brillante capacidad de enderezamiento que ha demostrado con los Angelinos. Un ejemplo claro de esto es el mismo juego contra los Tigres, quienes luego de atacarlo en las primeras dos entradas, fueron incapaces de causarle más daño en las siguientes cinco rondas.  

Datos importantes

De acuerdo con las estadísticas de Grandes Ligas, a Juan Carlos Ramírez le va bien cuando sube de día a la loma de los infartos, pues tiene balance de 2-0, efectividad de 1.36 y la oposición le batea para .250. De igual forma, lanzando como visitante el nicaragüense acumula cifras importantes. Tiene cuatro victorias y solo dos derrotas, lanza para 3.55 y limita a los contrarios a batear para .258.