•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Costa Caribe realizó anoche en el estadio Pedro Selva de Jinotepe otra demostración de su poder ofensivo y noqueó 12-2 a los Cafeteros de Carazo, fortaleciendo su estatus de equipo temible y consolidándose en la cima del campeonato con un balance de 42 victorias y 15 derrotas. 

El inicio del encuentro fue huracanado. El conjunto costeño, siempre fiero a la ofensiva, descifró tempranamente al veterano Diego Sandino, quien en el primer episodio permitió tres anotaciones. Esa ventaja no fue suficiente para que el abridor caribeño, Shendell Benard, se mostrara dominante, pues en el cierre admitió par de carreras del equipo caraceño que pusieron el marcador 3-2. 

Sin embargo, el brazo de Sandino no tenía mucho que ofrecer ante el empuje de la artillería de la Costa Caribe, y en la apertura del segundo episodio recibió un cañonazo de Rommel Mendoza que empujó a Marck Joseph con la cuarta anotación. Se creyó entonces que el abridor caraceño no llegaría lejos, no obstante, logró extenderse hasta la sexta entrada, cuando abandonó el montículo tras permitir que los costeños se alejaran 5-2, siendo reemplazado en el encuentro por Sergio Castillo, quien consintió el doblete de Joseph que remolcó la sexta. 

Una entrada más tarde, Castillo fue víctima de un doble de Debrie Benneth que remolcó a Roberto Martínez con la séptima anotación caribeña. No había forma de ponerle freno al equipo del primer lugar, que en el octavo inning volvió a dar otra demostración de su punch anotando cinco carreras que le valieron para concretar el nocaut y lograr con tal contundencia su primera victoria de la serie. El triunfo fue para Shendell Benard y la derrota para Diego Sandino.