• |
  • |
  • Edición Impresa

Randy Caballero dijo: “¡No más!”. El dolor incesante en su tobillo derecho, mismo que fue operado en el 2015 cuando le retiraron un quiste, ha provocado que su pelea programada contra el colombiano Óscar Negrete el próximo 30 de junio en el Fantasy Springs Casino, en Indio, California, quede totalmente descartada. “El Matador” iba a ser el encargado del combate estelar del cartel boxístico de Golden Boy Promotions.

Cuenta Marcos Caballero, padre y entrenador del peleador nica-estadounidense, que el muchacho excampeón mundial de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) venía arrastrando molestias desde hace un par de semanas. Siguieron entrenando con la esperanza de que ese dolor desapareciera, sin embargo, el lunes durante un guanteo, en uno de los rounds, Randy se quejó y no continuó.

Para no arriesgar la integridad física de Randy, él y su padre se comunicaron con Robert Díaz de Golden Boy Promotions para manifestarles lo que estaba sucediendo. Obviamente en el equipo de trabajo de Caballero hay un sentimiento de tristeza, pues nuevamente el boxeador entrará en una etapa de inactividad de la cual todavía se desconoce el tiempo exacto. “Aguantó hasta donde pudo con el dolor, no queríamos cancelar la pelea. No se miraba bien Randy, es duro”, contó Caballero padre.

En los próximos siete días, Randy se estará sometiendo a una valoración más rigurosa. Hasta ese momento se sabrá si simplemente es un dolor que necesita ser tratado con medicamentos y descanso, o si deberá pasar por el quirófano nuevamente, lo que postergaría su regreso al ring por varios meses. “Vamos a chequear más a fondo con un especialista. Ese dolor le agarró de repente, ni siquiera se dobló su pie ni nada. Golden Boy entiende, pero esto ha sido una mala suerte para Randy, desgraciadamente nos tocó esto”, agregó Caballero.

Randy se disculpa

Por su parte, Randy publicó un escrito en su cuenta de Instragram expresando la tristeza que sentía por no poder pelear. “Quiero verdaderamente disculparme con todos mis fans por tener que retirarme de mi pelea del 30 de junio en el casino Fantasy Springs, debido a una lesión en el tobillo. He estado tratando de luchar contra este dolor durante las últimas dos semanas, pero fue cada vez peor. No quería entrar en el ring a menos que estuviera 100% listo. Gracias por todo el apoyo y la promesa de que volveré fuerte una vez que mi pie se mejore”, expresó “el Matador”.