• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Inesperadamente a Carlos “Chocorroncito” Buitrago se le ha abierto la posibilidad de pelear el 16 de septiembre en el T-Mobile Arena de Las Vegas, Nevada, en la misma cartelera del mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin.

¿Cómo surgió esta posibilidad? Todo comenzó con la solicitud formal del equipo de José Argumedo, campeón mundial 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), para que Buitrago le permita realizar una pelea opcional antes de enfrentarlo mandatoriamente, como lo contempla el reglamento del organismo, pues el nica está en el puesto número 1 del ranking mínimo.

Según la FIB, Argumedo tenía que defender su título ante Buitrago el próximo 12 de agosto, sin embargo, Daisuke Shindo —de la promotora Watanabe Boxing— le escribió un correo y depositó 20,000 dólares a la FIB para que se haga una excepción con Argumedo y este pueda enfrentar el 23 de julio al nipón Hirito Kyoguchi, un peleador invicto con 7 triunfos (4 nocauts) y posicionado en el noveno lugar en el ranking.

El presidente de la FIB, Daryl J. Peoples, envió la carta a Ricardo Rizzo, el hombre encargado en manejar la carrera del nica a nivel internacional, informándole la solicitud de Argumedo. Rizzo tiene 72 horas de plazo para aceptar o no dicho pedido. De negarse, el concertador podría meter una carta para que sea el comité de la FIB el que valide el permiso al boxeador mexicano o se lo niegue. Si el comité no aprobase el permiso, Argumedo pelearía con Carlos en agosto.

Buitrago cederá

Todo indica que Buitrago cederá y permitirá que Argumedo defienda su corona una vez más. Eso sí, independientemente de quien gane, está obligado a enfrentar al “Chocorroncito” en su siguiente combate. Según Rizzo, hay una posibilidad real de que esa pelea se realice en Las Vegas, de ganar Argumedo sin problemas y de no salir cortado.

“Si Argumedo gana y no sale cortado, la pelea podría ser el 16 de septiembre por el título de la FIB en Las Vegas. Si Argumedo sale cortado, voy a solicitar a la FIB que ponga a disposición el título interino y así Carlos pueda pelear esa noche contra uno de los peleadores que están en el ranking, para que posteriormente dispute el absoluto. Si gana el japonés los planes cambian, Carlos tendría que pelear con el campeón en su país”, explicó Rizzo.

Buitrago, con el fin de recuperar la actividad y estirar los músculos, podría pelear en Nicaragua, pero eso se confirmará en las próximas semanas, pues debe ponerse de acuerdo con su apoderado Omar Álvarez.