• |
  • |
  • Edición Impresa

La vigésimo tercera ceremonia de exaltación de nuevos miembros del Salón de la Fama, a realizarse hoy en el Hotel Crowne Plaza, está dedicada con todo merecimiento al más grande locutor deportivo que Nicaragua ha producido: Sucre Frech. Inolvidable, y por lo visto, irrepetible. Al morir, víctima de un infarto en 1991, dejó huellas imperecederas que con el paso del tiempo, nos ha hecho ver que su distancia respecto a los otros, es cada día más grande. Ningún retador, local o extranjero, incluyendo los fenomenales Buck Canel y Felo Ramírez, lograron tumbarlo del trono de la preferencia. Patricia, su hija mayor, hará uso de la palabra en el acto, con sus hermanos, Mauricio y Sucre Jr. en las tribunas, abrazados al recuerdo del padre.Sucre Frech es considerado el más grande locutor deportivo

Previamente se efectuó ayer el Foro de Solidaridad Olímpica con la presencia del dirigente mexicano Carlos Padilla en representación del Presidente de Odepa, el chileno Neven Ilic. Asistieron también Sara Rosario del Comité Olímpico de Puerto Rico, el colombiano Baltasar Medina, el venezolano Eduardo Álvarez, el Ministro de Deportes de Panamá, Roberto Arango, y el viejo amigo Willie Katschmidt de Guatemala. La reunión respondió a las expectativas del presidente del CON pinolero, Emmett Lang Salmerón.

Padilla al frente

La promoción del Salón de la Fama 2017, la encabeza el gran pícher derecho Vicente Padilla, un ganador de 108 juegos, quien estuvo en las Grandes Ligas entre 1999 y el 2012, impresionando con su poder y su valentía. Vicente no conoció el temor en la colina de los infartos, y de no ser por lesiones y otros inconvenientes, sus cifras serían superiores. Extremadamente introvertido, producto genuino del campo, Vicente Padilla trató siempre por encima de la brillantez de sus ejecutorias, que lo aproximaron dos veces a la posibilidad del no hitter, de mantenerse distante de los micrófonos y las cámaras, y el periodismo llegó a entenderlo.

Su ascenso súbito a las mayores, en asunto de meses, provocó un gran impacto y fabricó expectativas mayúsculas entre los Cascabeles de Arizona. Con un máximo de 15 triunfos en la temporada del 2006 lanzando para los Rangers, y tres de 14, las dos primeras con los Filis, Vicente se quedó corto por una victoria en esos cuatro intentos, del total de 16 alcanzado tres veces por Denis Martínez, pero se convirtió en el atleta pinolero que más cobró, con un total de 51 millones 635 mil dólares según el informe de Baseball Reference, incluyendo salario de casi 13 millones en el 2009. Sus cuatro juegos completos fueron blanqueos, y estuvo con cinco equipos, Arizona, Filadelfia, Texas, Dodgers, cerrando carrera con los Medias Rojas de Boston en el 2012.

Larga utilidad de Renzo

En total, serán 10 los inducidos en una ceremonia programada para hoy a las 6 de la tarde, entre ellos, Renzo Bagnariol, a quien conozco casi, casi, desde que aterrizó en Nicaragua llegando desde Venecia sin boleto de retorno. Casado aquí y con su único hijo pinolero, Renzo combinó su trabajo con esa pasión que cultivó por el boxeo, convirtiéndose en un impulsor de ese deporte, entregándose a la tarea de ofrecer apoyo y abrir puertas, sin horario y sin cansancio. El esfuerzo que realizó alrededor de la rehabilitación de Alexis Argüello, fue muy llamativo. Renzo estará acompañado de René González, una mezcla de nadador competitivo con dirigente de Federación, y brazo derecho de Carlos García en la gestión del Instituto de Deportes. René es el director del Instituto de Cultura Hispánica.Renzo Bagnariol será exaltado como personalidad de boxeo

Se agregan a Padilla en esta Promoción, otros dos peloteros que coincidieron en la Selección Nacional en la Serie Mundial de 1948, cuando se inauguró el Estadio Nacional, el ágil infielder Jorge Wehmeyer, bien valorado por quienes lo vieron en acción, aunque de proyección limitada en las Ligas Menores, y el receptor Jorge “El Conejo” Hernández, quien también estuvo en Colombia 1947, durante una aproximación nica a la conquista del título. Las historias y el anecdotario de Hernández son muy amplios, siendo incluido casi siempre en las discusiones sobre quien ha sido el mejor receptor pinolero de todos los tiempos. El comité elector del Salón, apoyó sus candidaturas decididamente.

Completan el róster

Agreguen a dos basquetbolistas de diferentes generaciones, Rosalpina Santamaría, una de las jugadoras más descollantes en los años 60, integrante de aquel equipo nicaragüense que utilizó como base al Salvadorita manejado por Arturo “El Aliado” Pallais, y que logró coronarse en forma invicta, Campeón Centroamericano en 1964, ingresará junto con Alberta Smith, que acumuló en los años 80, una serie de reconocimientos, después de registrar actuaciones sobresalientes en el concierto centroamericano, entre ellos, la figura del año 87 en el baloncesto casero.

Completan la alineación de gala que será presentada hoy en el Crowne Plaza, el ajedrecista Martín Guevara, hoy catedrático universitario, quien muy joven consiguió el título de Maestro Internacional; el lanzador de martillo, Gustavo Morales, invencible en la región centroamericana durante los años 60 y el inicio de los 70, adiestrado por el entrenador de origen húngaro, Itsván Hidvegi, responsable del levantamiento de rendimiento de los atletas de pista y campo en diferentes especialidades; y cierra Emerson Flores, un lateral derecho enérgico y preciso, de esos que no daban ni pedían cuartel, con presencia significativa en el Santa Cecilia, el UCA y la Selección Nacional.

Emmett Lang Salmerón, el presidente del Comité Olímpico y del Salón de la Fama, se hará cargo de la intervención central, y seguramente en el manejo del desarrollo del evento estará Iván García, un trabajador a tiempo completo en el proyecto que cada año que pasa, muestra crecimiento. En el programa, sobresalen la condecoración al cardenal Leopoldo Brenes y el reconocimiento a los atletas nicaragüenses que se han destacado en Juegos Centroamericanos. Obviamente ahí estaremos, agitando una vez más nuestras emociones.