• |
  • |
  • Edición Impresa

El mexicano Marco Antonio Barrera, a sus 43 años de edad, no se la cree: A la primera oportunidad fue parte del Salón de la Fama del Boxeo Internacional en Canastota. El “Barreta”, que ayer fue exaltado en Nueva York, dice que está muy agradecido por entrar a este selecto grupo de boxeadores.

“La verdad estoy muy contento porque nunca imaginé entrar al Salón de la Fama tan rápido, a la primera votación (en la que se incluyó su nombre)”, expresó Barrera, quien tuvo su última pelea como profesional en febrero de 2011. Marco se fue del pugilismo con una marca de 67-7, 44 KO’s, además de haber obtenido coronas mundiales en peso Supergallo, Pluma y Superpluma.

La historia de Barrera en el ring será recordada en gran parte por la trilogía que sostuvo con Erick “Terrible” Morales, quien se prevé sea el siguiente mexicano en entrar al Recinto de los Inmortales. Igualmente, Barrera Tapia se convertirá en el boxeador mexicano de nacimiento número 14 que entra al prestigiado salón. El anterior en entrar fue Lupe Pintor, en 2016.

“Es un honor ser parte de la historia, estar al lado de grandes campeones mundiales que ha dado México, es un honor, y felices de estar en Nueva York”, explicó.

En esa lista de inmortales también están Julio César Chávez, Rubén Olivares, Salvador Sánchez, Carlos Zárate, Miguel Canto, Baby Arizmendi, Vicente Saldívar, Pipino Cuevas, Carlos Palomino, Daniel Zaragoza, Ricardo López y Humberto González. También aparecen como no boxeadores los mexicanos José Sulaimán, Ignacio Beristáin, Rafael Mendoza y Arturo Hernández.