• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Rosendo Álvarez con carta en mano se presentará esta tarde ante los directivos de la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop), encabezados por su presidente, el general Juan Alberto Molinares, para presentar su solicitud formal de obtener una licencia de entrenador.

El dos veces campeón mundial (105 y 108 libras de la AMB), quien es uno de los tres exboxeadores más grandes de todos los tiempos en Nicaragua junto a Alexis Argüello y Román “Chocolatito” González, dio a conocer su decisión a desempeñar esta faceta oficialmente, además de la de apoderado, en la que actualmente promociona a sus peleadores a través de la promotora Búfalo Boxing que dirige su esposa, Ruth Rodríguez.

Su decisión se basa en la de cuidar primeramente los intereses de sus boxeadores, pues quiere ver resultados más tangibles, no solo que obtengan triunfos, sino que técnicamente muestren avances significativos. “El resultado de un peleador es ver su cambio, su estilo, en cómo pelea, la malicia, cómo saber desplazarse en el ring, todas esas cosas que le faltan al boxeo nicaragüense”, dijo Álvarez al ser cuestionado sobre el por qué quiere la licencia de entrenador.

“Tengo mucho conocimiento, estuve con entrenadores de gran prestigio como Rigoberto Garibaldi, Celso Chávez, Peyin Ávila, Lázaro Frutos, Rogelio Cousin, Freddy Roach, Amilcar Brusa, Rubén Gómez, y Marcos Caballero a nivel internacional . Siempre fui un boxeador absorbente, aprendí de todos... No había incursionado en esto porque no había mirado atletas con disposición a ser campeones, pero ahora como mánager me veo en la obligación también de defender mis intereses, porque si estoy invirtiendo en peleadores y su técnica no avanza, jamás lograremos hacer un campeón”, agregó el dos veces campeón del mundo.

Posición de Conibop

Por su parte, el general Juan Alberto Molinares se refirió al tema y aclaró que si bien es cierto la Conibop es la encargada de emitir las licencias para entrenadores, no son ellos los que directamente otorgan el aval. Para obtener la licencia, Rosendo primeramente tiene que ser aprobado por la Asociación de Entrenadores que dirige actualmente Guillermo “Polvorita” Martínez, según Molinares.

Rosendo: “Me gustaría ser alcalde”

“Nosotros no avalamos ningún entrenador, existe una Asociación de Entrenadores de Nicaragua. Ellos nos pasan una lista de los A, B y C. En los reglamentos nuestros no tiene ningún artículo que recoja un sí o no, porque eso es competencia de la Asociación, ellos tiene su categorización. No es competencia nuestra, anualmente ellos nos pasan una lista, la recibimos. Con eso, lo que nosotros hacemos es extender la licencia. Rosendo tiene derecho a presentar la carta de solicitud, nosotros tenemos el deber de orientar las cosas”, explicó el regente de Conibop.