• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Qué partido más tenso ganaron los Warriors 129-120 para atrapar el banderín que los Cavaliers sacaron de sus bolsillos el año pasado. Entre rugidos y derroche de furia, parecía el séptimo y decisivo duelo, no el quinto. LeBron James, el mejor jugador del planeta, confirmado en esta postemporada frente a Kevin Durant en batalla de colosos. Ventaja para quien consiguiera mejor acompañamiento, y lo tuvo Durant, con Curry, Klay Thompson, Draymond Green y anoche se agregó André Iguodala. Los 41 puntos de James, quien registró 13 rebotes y 8 asistencias, en otro alarde, encontraron soporte en el cañoneo de Irving, pero Love pasó medio juego sin proporcionar puntos, aunque J. R. Smith, con su rifle bien aceitado, fue un tormento con triples.

Obviamente merecida la coronación de los Warriors. Ganaron 15 juegos consecutivos antes de tropezar en Cleveland, abrumados en un primer tiempo de cifras históricas, pero anoche frenaron la pretensión de los Cavaliers, desbordándose en el segundo cuarto, y pese a que vieron recortarse drásticamente una ventaja de 17 puntos, no soltaron las riendas del juego pese a peligrosos acercamientos del adversario. Aunque las estadísticas de James asombran, fue Durant quien ganó la guerra, siendo nombrado Más Valioso en su primera temporada con Golden State.

SE ADELANTA CLEVELAND

El primer cuarto, bastante equilibrado pese a la mayor permanencia de los Cavaliers con ventaja en la pizarra, ofreció un cierre vertiginoso con tres cambios de mando en el último minuto y un triple de J. R. Smith para establecer ventaja de los Cavaliers 37-33, sacándole el máximo provecho a 6 pérdidas de balón de los Warriors, todas convertidas en puntos. Los pilares de Cleveland, James e Irving, marcaron 12 puntos cada uno, mientras Klay Thompson y Durant, con dos faltas, veían recortarse su agresividad y replegarse al banco prudentemente. Sin perder de vista a los Cavaliers, acercándose 16-20, 20-22 y 29-30, los Warriors pasaron al frente 31-30 con dos libres de Curry y 1:04 pendientes. Entre la agitación, se aplicó control de nervios sin perder agresividad prevaleciendo los Cavaliers sobre cada cesto, culminando con doble de Irving y el triple de Smith, distanciándose de Golden State con ventaja de 4 puntos. Curry con 12, fue el más efectivo de los Warriors, en tanto Durant registraba 8 con 2 asistencias sin rebotes.

Cavaliers aceptan el papel de no ser favoritos en su defensa del título

GOLPEAN LOS WARRIORS Los Warriors se impusieron ayer por 129-120 a los Cavaliers de Cleveland

El inicio del segundo período fue preocupante para la multitud. Tres fallas consecutivas de los Warriors en penetración y tiro, y una pérdida de balón no resultaron tan costosas por la falta de precisión en tiro de los Cavaliers, que solo ampliaron su ventaja en cuatro puntos 41-33, antes de la reacción con doble de West y una espectacular arremetida de Iguodala caminando en el aire y clavando otro doble para aproximar a Golden State 39-41. De inmediato los Warriors se volcaron con dos triples de Durant, uno de Curry, y dos libres de Durant, adelantando al equipo de casa 50-43. Lo más impresionante fue un desborde con ventaja 19-2 de los Warriors estableciendo diferencia de 60-45 y más adelante 67-52 faltando minuto y medio. El bombardeo continuó con los Cavaliers consiguiendo un recorte muy importante de seis puntos, de 69-52 a 71-60, con dos triples de Smith y un doble de James, que en la mitad del trayecto acumulaba 21 puntos, igual que Durant y uno más que Curry.

LA INTRIGA FLOTANDO

Imponiéndose 33-27 en el tercer período, los Cavaliers, que cerraron con dos libres de Jefferson y el quinto triple de Smith en igual número de intentos, se acercaron peligrosamente a solo cinco puntos 98-93, haciendo que la intriga flotara amenazante sobre las cabezas de una muchedumbre que rascaba sus cabezas. Durant con 28 era el mayor anotador a esa altura con Curry marcando 25, mientras LeBron con 27 e Irving con 26, jefeaban a Cleveland, y el tirador de triples Smith aportaba 19, cifra significativa. En el despegue del último cuarto, con Curry sentado, James y Love lograron dobles recortando más la diferencia, pero triples de Iguodala y Durant le permitieron a los Warriors estirarse 108-98. Sin embargo, los Cavaliers volvieron a mostrar sus colmillos y colocándose a 6 puntos (108-102) faltando 7:42 minutos, lanzaron una advertencia. Los Warriors mostraron firmeza y no cedieron. Antes del último minuto, la multitud festejaba la coronación 129-120.