•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un partido de pocas emociones, entre dos selecciones que se preparan para participar en la Copa Oro de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe Futbol (Concacaf), Nicaragua y Curazao empataron sin goles, anoche en un desafío que el director técnico de la Azul y Blanco, Henry Duarte, aprovechó para probar el que posiblemente sea su once titular ante Martinica, el próximo 8 de julio. 

La primera mitad no solo careció de ocasiones de gol, sino de buen futbol. El equipo nica tuvo sus mejores oportunidades en un par de remates de Jorge García, que acabaron siendo inofensivos. No fue tan diferente la situación de los locales, cuya propuesta ofensiva se basó en el juego por los costados, tratando de aprovechar la velocidad de sus laterales, pero se encontraron con la sólida defensa pinolera que cortó cada una de sus intensiones.

Precisamente el planteamiento defensivo de Nicaragua, con Jason Casco y Erick Téllez como pareja de centrales; Josué Quijano y Manuel Rosas moviéndose por los costados derecho e izquierdo, respectivamente, fue lo más rescatable del primer tiempo. El estratega Henry Duarte debe sentirse satisfecho con la labor de sus zagueros, como lo debe de estar Téllez, quien aprovechó la titularidad para hacerle saber al técnico que está preparado para aparecer de inicio ante Martinica, en el debut de la Azul y Blanco en Copa Oro.

Asimismo, Marlon López dejó claro que es quien manda en el medio de contención. El “Chino”, como le apodan a López, realizó una sacrificada labor, proyectándose constantemente al ataque y regresando cuando los curazaleños se apropiaban del esférico. En el ejercicio de recuperación, Marlon contó con el relevo de Bismarck Montiel, quien ha mostrado un rendimiento futbolístico constante y le deja a Duarte la difícil asignatura de elegir entre él y Maykel Montiel para ser estelar en esa posición.

García suma puntos

Jorge García, un aprovechador de oportunidades, no dejó pasar la ocasión para exhibir su categoría. Ante la indiscutible ausencia de Juan Barrera en el debut de Nicaragua en Copa Oro, el delantero del Walter Ferretti ha respondido a las exigencias durante los partidos de fogueo y en cada una de sus presentaciones le hace ver a Duarte que está preparado para retos mayúsculos. 

Contrario a García, Luis Manuel Galeano no tuvo su mejor noche. Ocupando la posición de enlace, en la que Daniel Cadena es habitual titular, Galeano pasó inadvertido, en parte por la pobre dinámica del juego. Sin embargo, considerando que Cadena también se perderá el desafío ante Martinica, “Lucho” podría reivindicarse en los próximos amistosos que sostendrá Nicaragua antes de debutar en el torneo más prestigioso a nivel de selecciones de la Concacaf.

En la segunda mitad del desafío, muy parecido al primer tiempo, salvo por algunas aproximaciones claras de los locales al marco que defendía Diedrich Téllez, el técnico de la Azul y Blanco hizo ingresar a Cyril Errington, Eulises Pavón, Bryan García, Cadena y Maykel Montiel, sin que dichos cambios provocaran alguna diferencia. Esto evidencia que la presencia del “Iluminado” Barrera en el equipo pinolero es vital.