•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Tiburones de Granada (28-34) están conscientes que su futuro en el Campeonato Germán Pomares Ordóñez tiene pinta de ser más corto de lo que esperaban, sin embargo, se apegan a un milagro para mantenerse con vida y clasificar a la siguiente ronda, lo cual no solo depende de ellos, sino del trabajo que pueda realizar Jinotega (31-32), por ahora dueño absoluto del puesto 12.  

Para lograr la clasificación, los sultanecos necesitan marchar perfectos en esta recta final del Campeonato y que Jinotega se derrumbe. Lo primero luce tan improbable que la opinión colectiva es que Granada está prácticamente eliminado y las razones son obvias: le restan dos partidos con la Costa Caribe (46-16), el mejor equipo de la temporada, y su última serie es contra los Indios del Bóer (40-21), terceros en la tabla general de posiciones. 

A las 10 de la mañana de hoy jugarán los dos encuentros de reprogramación contra la novena caribeña, que se impuso en los dos primeros desafíos de la serie con marcadores de 4-1 y 13-3, advirtiendo que no están dispuestos a permitir libertades. De perder estos dos juegos y de ganar Jinotega el partido de reprogramación que sostendrá hoy contra León a las 2:00 p.m., los granadinos estarían diciéndole adiós a la competencia.

No hay que descartar la posibilidad de que los jinoteganos, capaces de fajarse ante los equipos de élite, paguen caro el no haber garantizado su clasificación en su serie con Río San Juan,  equipo con el que dividieron 2-2 el pasado fin de semana. Este resultado los metió en serias complicaciones, sobre todo porque hoy tendrán una misión complicada contra los leoneses (40-23), ante los que perdieron 2 de los tres encuentros que ya jugaron, y porque sus últimos cuatro partidos serán contra los Toros de Chontales (31-27). 

El resto de partidos

La jornada de reprogramación la completan los dobles choques entre Chontales-Dantos(44-18), Matagalpa(32-29)-Masaya(36-25), Chinandega (32-29)-Madriz(21-41), Bóer-Estelí (34-28) y Carazo (32-30)-Rivas (37-25), todos a las 11:00 a.m.

De acuerdo con el comunicado de la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS), los lanzadores que trabajen en esta jornada de reprogramación comenzarán de cero el conteo de sus lanzamientos a partir del sábado 24 de junio.